Nicol Hartman muestra su operación de pecho en vivo y en directo

La ex viceversa ha decidido que era el momento de pasar por quirófano para ampliar su delantera, y nos ha mostrado todo el proceso desde el principio hasta el final.

Nicol Hartman (MYHYV) se opera los pechos
Nicol HartmanInstagram

¿Por qué parece que todas las viceversas pasan por quirófano? La última que lo ha hecho ha sido Nicol Hartman. La rubísima influencer ha decidido que era el momento de pasar por quirófano, pero ella tiene una razón de peso, y así lo ha explicado en su canal de MTMad: "Yo, antes de entrar en el programa, bailaba, y a mí me entró la obsesión de operarme porque todas mis compañeras tenían el pecho operado, y a mí incluso me rechazaban en los trabajos por no tenerlo operado. Yo estaba obsesionada con 'quiero tetas'", recuerda. A pesar de que después se le quitó la obsesión, ahora ha decidido pasar por quirófano tras el aborto que sufrió hace unos meses: "Como algunos sabéis, he pasado por un embarazo que terminó en aborto, y el pecho me creció bastante. Cuando ya pasas todo, los pechos vuelven a su forma normal, pero yo me sentía bien con más pecho y me dije '¿por qué no operarme?'".

Mediaset

Nicol ha querido compartir todo el proceso, incluso dentro del quirófano... y a sus haters les manda un mensajito antes de nada: "Tomé la decisión, y aunque tengo que reconocer que tengo miedo a las críticas de la gente, ya estoy acostumbrada porque llevan años diciéndome que soy un trozo de silicona. Ahora van a poder criticarme con razón", dice risueña.

Nicol no sólo ha decidido retocarse el pecho: ya que se pone, ha querido hacerse un "completo", quitándose también grasa del pliegue de las axilas y algo de la papada, y no puede estar más feliz: "Era una cosa que siempre que me hacía una foto me lo vía y no me gustaba nada. Es como una lipo pero es mucho menos agresiva, porque es una zona muy pequeña”, explica.

Mediaset
Mediaset

Dos días después, Nicol no tenía ni un dolor, e incluso ya se permitía bailar por su casa, aunque con cuidado, y una semana después ya le estaban quitando los puntos: "Tengo que decir que he tenido mucha suerte en la recuperación, porque no me ha dolido nada. Sí que es cierto que no he podido coger el coche, no he podido coger peso, he tenido que dormir boca arriba... que ha sido lo más coñazo. Pero estoy súper contenta: lo de la papada y la axila no duele nada, y ya que te metes, hazlo de una. Lo principal que yo quería realmente era rellenar y subir un poco el pecho, y me gusta mucho cómo ha quedado".

Mediaset

También aprovecha para dar un par de consejos a todas esas seguidoras que tengan en mente pasar por quirófano para hacerse una intervención como la suya: "Hay que dejarse aconsejar, porque el médico me dijo que 'mínimo 300 gramos', aunque yo quería la prótesis más pequeña, pero hay que dejarse porque, al final, es el que sabe".

Mediaset
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad