Entran a robar en casa de Kiko Hernández

El colaborador no suele contar lo que ocurre en su vida privada, pero esta vez ha hecho una excepción para desvelar que ha sufrido un robo en su propia casa... y es de lo más raro por los objetos que se han llevado

Kiko Hernández
Gtres

Kiko Hernández se ha llevado uno de los sustos de su vida. Si hace unos meses enseñaba en la revista Diez Minutos lleno de alegría su nuevo chalet a las afueras de Madrid, aunque no es el único que posee, tras formar una familia con sus dos hijas -Abril y Jimena-, este lunes el colaborador de 'Sálvame' se llevaba un disgustazo en una de ellas ¡porque le han entrado a robar! Fue él mismo el que quiso contar lo sucedido ante las cámaras de su programa: "No se han llevado ni televisores ni ordenadores", decía extrañado, así que tocaba pensar que el móvil del saqueo era otro: el valor del material confidencial y sensible sustraído.

View this post on Instagram

#arboldenavidad🎄 #feliz2018

A post shared by Kiko Hernández (@kikohernandeztv) on

Es por eso que Kiko Hernández quiso poner en sobreaviso al resto de medios: "Si llega material mío a las redacciones, que sepan que es fruto de un robo", comentaba, y es que, según dijo, le habían sustraído "grabaciones de audio, fotos y vídeos". Kiko no quiso entrar en detalle sobre las personas que podrían verse afectadas, o si eran cosas personales, pero dejó claro que ya ha interpuesto la correspondiente denuncia ante la policía de Alcobendas.

View this post on Instagram

Feliz 2018 #feliz2018 #añonuevo

A post shared by Kiko Hernández (@kikohernandeztv) on

Nada más enterarse del robo, Kiko se puso en manos de los agentes, que en seguida enviaron a la policía judicial para tomar huellas y tratar de encontrar pruebas que les permitieran dar con los ladrones. Está claro que, quien entró en su casa, sabía lo que tenía que buscar y dónde entre los 500 metros cuadrados que mide el chalet...

Por otro lado, en principio no debería ser un gran problema identificar a los ladrones: seguro que la zona en la que vive cuenta con seguridad las 24 horas y un circuito cerrado de cámaras, así que seguramente ya estarán investigando los policías.

Kiko Hernández, aunque preocupado tras vivir en sus carnes un robo, se ha quitado un peso de encima al saber que sus hijas están perfectamente y no hay que lamentar más dramas. Desde luego, es todo un toque de atención para él (y para cualquiera), y no nos cabe dudas de que no va a quedar tranquilo hasta que los delincuentes sean detenidos, algo que, confía, sea pronto. ¡Ánimo, Kiko!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad