Toñi Moreno se ruboriza al pasar su peor momento en televisión

La presentadora de 'Hombres y Mujeres y Viceversa' se ha enfrentado al peor momento de su carrera en el plató de su programa donde se ha llegado a ruborizar por las imágenes de una cita.

Toñi Moreno MyHyV
Cuatro

En 'Hombres y Mujeres y Viceversa' todo vale para conquistar a tu tronista. Debes ser claro, directo, sencillo y, sobre todo, jugar. Jugar con la sensualidad y la sexualidad aunque muchas veces no se sepa dónde está la línea. Esto es algo a lo que Toñi Moreno se está empezando a acostumbrar desde que dejara su tranquilo sillón de 'Viva la vida' para comenzar a presentar este dating de Mediaset. Sin embargo, hay cosas a lo que una tarda más en acostumbrarse... así Toñi Moreno ha vivido el momento más embarazoso de su historia en televisión en este programa de citas.

Cuatro

Melyssa intenta conquistar a Santana y va a por todas. Tanto que en su cita comenzaron a jugar con ¡juguetes eróticos! Sin rodeos, claro está. Primero la chica esposó a su tronista y, sin que él pudiera utilizar las manos, se pasaron una golosina de boca a boca jugando con la lengua y pegándose lo más posible; más tarde, Santana se quedó privado de la vista con un antifaz que Melyssa le colocó muy sensualmente lo que culminó con un apasionado beso.

Los juegos se siguieron desde el plató en el visionado de la cita ante la sorpresa de todos, incluida Toñi Moreno, que se tapaba la cara porque no sabía dónde meterse. A la andaluza le dio por reír mientras subía la temperatura del plató porque la cosa entre los pretendientes no quedó ahí. Ella le tumbó en el sofá y le quitó la camiseta para acariciarle con otro juguete erótico que había traído: unas plumas. El remate que hizo que Toñi no dejara de abanicarse constantemente mientras lo veía desde plató sin saber muy bien qué cara poner.

Cuatro

“No os preocupéis que esto es la menopausia”, bromeaba Toñi Moreno cuando la conexión volvió al plató y se la pudo ver abanicándose como si no hubiera un mañana, ¡y no nos extraña! La pareja además tuvo una hora sin cámaras en la que no llegó a ocurrir nada pero de la que salieron muy contentos y sonrientes, algo que Toñi aplaudió más tarde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad