Cristina Pedroche, "acosada" en su última entrevista tras las Campanadas

La presentadora y colaboradora acudió a lo que pensaba que sería una distendida entrevista a 'Espejo Público'... pero acabó amenazando con marcharse tras el 'acoso y derribo' que sintió durante su visita

Cristina Pedroche. Cara.
Gtres

El vestido que eligió para las Campanadas de Nochevieja le está saliendo caro a Cristina Pedroche. La colaboradora accedió, un año más, a presentar la última emisión del año en Antena3, y lo hizo con un modelito que no convenció a todo el mundo: ella estaba ilusionadísima con su bikini de flores con cola de Tot-Hom, pero no tanto los españoles que la vieron aquella noche desde sus casas: le llovieron las críticas y los memes (como cada año), la acusaron de plagio al ser el look súper parecido a otro que Yves Saint Laurent creó en 1999... y la última le llegó desde su propia cadena, cuando acudió a una entrevista en el programa 'Espejo Público' que se suponía de lo más entretenida ¡y acabó sufriendo el 'acoso y derribo' de los colaboradores!

Atresmedia

La entrevista comenzó con preguntas de lo más amenas como "¿después celebras la Nochevieja?", pero el tinte de la entrevista comenzó a volverse rancio cuando las preguntas se volvieron de lo más simplonas, y Antonio Naranjo abrió la veda: “Quería saber tu opinión sobre la supresión de puestos de trabajo como azafatas de Fórmula 1 y del motociclismo”. Visiblemente molesta, pero correcta, Pedroche respondió: “¿Pero yo estoy aquí para promocionar mis Campanadas y para hablar de mí o para meterme en más polémica?”, dijo con una risotada.

Y de risotadas nada: las preguntas iban muy en serio, así que, en principio, apechugó como buenamente pudo: "Es muy diferente. La historia es que cuando tú eres una azafata te dicen 'este es tu vestido'. Pero si ellas tienen un vestido y un mono y después eligen ponerse uno u otro, es su decisión. Yo ahí no me meto".

Atresmedia

La presentadora, Cuca Salas (que sustituye durante las fiestas a Susanna Griso), tampoco estuvo muy acertada al preguntar si lo que se puso realmente lo había elegido ella o se lo habían impuesto, e incluso otra colaboradora la acusó de saber que iba a provocar ("No es cierto", negó): "¿Cómo? Yo decido todo: el guión... me meto hasta en la realización. Esa noche está todo medida, y tiene que salir todo perfecto", respondió antes de cargar contra sus entrevistadores: "Yo vengo a Espejo público porque siento que es un programa de mi casa en el que me ayudáis, me arropáis, no para que me echéis a los leones. Si no, me quedo en mi casa". "El año que viene que venga Chicote", añadió con una sonrisa, pero claramente cabreada.

Atresmedia

María Jamardo también se pasó de la raya, para Cristina, al exponer su opinión: "Los datos de audiencia están ahí y ha sido un triunfo de las Campanadas de esta casa. Pero, tú has lanzado un mensaje, yo no me quedaría en el vestido, que, por cierto, no me ha gustado nada, con todo el respeto. Es mi opinión”, y Pedroche, a esas alturas, no se cortaba un pelo: "Ya, pero es que tampoco os estoy preguntando vuestra opinión".

Atresmedia

Jamardo, que no se rendía, apuntó que a ella le pagaban por dar su opinión, y ya, con tensión en el ambiente, lanzó su pregunta. "Yo lo que quiero preguntarte es que, si cuando lanzas ese mensaje para reivindicar un feminismo que es reducir un debate a que solo se te vea como un modelito, ¿no te parece muy simplista?", y Pedroche zanjó: "A mí lo que me parece simplista es este tipo de preguntas, porque creo que el mensaje que tiene que quedar es lo que dije, lo haga así vestida o ahora (con jersey y vaqueros). No es mi problema que la gente tenga la mente calenturienta".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad