El fan incondicional de Kiko Rivera e Irene Rosales

Sabíamos cómo había sido la despedida del Dj y su mujer en Sevilla y ahora conocemos cómo les recibieron a su llegada a Madrid. Un centenar de fans dieron todo su apoyo a los concursantes de 'GH Dúo', entre ellos, uno muy conocido por el matrimonio.

Kiko Rivera e Irene Rosales entran en 'GH Dúo' con el ánimo por las nubes. Y no es para menos. El matrimonio nos había contado a través de las redes sociales cómo se había despedido de sus familiares antes de viajar a Madrid para participar en el reality y ahora sabemos cómo fueron recibidos en la capital. El Dj convocó a sus fans, a través de Instagram, para que fueran a recibirles a la estación de Atocha de Madrid y más de un centenar de personas se reunió a las puertas de la estación de trenes para darle todo su apoyo al matrimonio. Entre ellos destacaba un rostro familiar: Omar Montes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

El cantante quiso apoyar a Kiko horas antes de entrar en la casa de Guadalix de la Sierra. Omar fue directo del gimnasio a la estación y explicó que conoce a Kiko desde hace mucho años, "desde que trabajaba de seguridad para él", y que son amigos independientemente de la relación con su hermana. De hecho no quiso hablar de Isa, pero todo apunta a que su relación ha llegado a su fin, al menos, de momento.

Gtres

Omar, además, 'entretuvo' a las decenas de anónimos que estaban deseando ver y charlar con el hijo de Isabel Pantoja, haciéndose fotos con ellos. La buena relación entre el Dj y el cantante quedó más que patente cuando ambos se fundieron en un abrazo.

"Que critiquen lo que quieran. Los problemas que tenga Omar con mi hermana que los solucione con ella. Yo le conozco desde mucho antes", explicaba.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Kiko también afirmó que quiere "aguantar hasta el final" y reveló que no le defenderá su hermana sino un amigo suyo. Tampoco sabe si su madre irá al plató del reality alguna vez y confesó que le encantaría que le visitase en la casa.

Gtres

Sobre el separarse de sus hijos, el Dj confiesa que su mujer "ha llorado mucho. Yo estoy más acostumbrado por los viajes pero Irene está como un flan. No soy el mejor consejero pero le he dicho que sea ella misma".

Y la propia Irene reconocía que sus hijas, Ana y Carlota, son su "punto débil. Es hablar de ellas y me pongo a llorar". La mujer de Kiko Rivera está "muy nerviosa y espera darlo todo y que sea una experiencia bonita". La modelo sevillana afirmó que no tiene "miedo a la convivencia, pero son muchas personas que no nos conocemos y no sé como irá. Yo voy de bien rollo".

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad