Anita Matamoros, en el centro de la polémica por una foto de Instagram

La hija de Kiko Matamoros y Makoke está aprendiendo lo que es el peso de la fama: a la vez que crecen sus fans, crecen los 'haters', que le han hecho la vida imposible hasta el punto de tener que borrar una foto por su culpa.

Anita Matamoros pone caras con la lengua fuera
InstagramAnita Matamoros

A Anita Matamoros le está empezando a pesar el hecho de ser famosa, y para ejemplo, una de las últimas fotos que subió a Instagram. Hace tan sólo unos días, posteó una imagen de ella en bañador del pasado verano. Hasta ahí, todo normal, y acorde con lo que suele hacer en las redes sociales, donde publica su vida, sus fotos, sus vídeos, sus colaboraciones profesionales y hasta sus pensamientos. Sin embargo, aquella foto, a pesar de tener otras tantas en bañador o bikini, tenía algo especial que hizo que sus 'haters' se abalanzaran a lincharla virtualmente. ¿Qué estaba pasando? Comentarios groseros, fuera de tono, llamándola de todo... Anita no entendía nada, hasta que uno de ellos le dio la clave ya acabó borrando la imagen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡Se le marcaba la vulva con el bañador! Anita, que no quería polémicas, eliminó la foto, una decisión de la que, sin embargo, se arrepintió a los 5 minutos, y volvió a postearla, esta vez para fastidiar a los seguidores a los que peor cae, con un comentario para dejarles planchados: "Esta foto tiene su historia detrás, y he decidido volver a subirla básicamente porque me da la gana. Si no te gusta, no mires", escribía contundente.

Anita, además, aprovechaba sus Stories para explicar por qué la había borrado y por qué la había vuelto a subir después de recibir tantos ataques, y la razón era muy simple: no se iba a dejar amedrentar por cuatro 'haters' envidiosos: "Nunca había tenido tantos comentarios ni tan groseros en tan poco tiempo. No tengo ni la menor idea de a dónde va a parar la sociedad con tanta envidia y ganas de machacar (o por lo menos intentarlo)", empezaba escribiendo, y añadía bastante enfadada: "Tampoco entiendo cómo una persona con una edad que ronda los 20 o los 30 años se revoluciona con un cuerpo", señalaba. ¡Y eso que iba en bañador! "Lo peor es que muchas mujeres se quejan de machismo y luego dan likes a comentarios denigrantes sobre la mujer o sobre su cuerpo", zanjaba, y lo peor es que tiene razón: a veces las mujeres son sus propias enemigas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde aquí aplaudimos a Anita porque, al fin y al cabo, tampoco ha hecho nada malo, ni ha publicado nada que cualquier otra persona no tenga en su perfil de Instagram, como es algo tan normal como una foto en la playa...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad