Ashley Graham, imponente en bikini en las playas de Los Angeles

La modelo curvy por excelencia protagonizó una caliente sesión de fotos en la playa

Ashley Graham
Gtres

Está claro que la que no está feliz con su cuerpo, es porque no quiere, y claro ejemplo de que se puede ser 'curvy' y feliz es Ashley Graham. La modelo de Nebraska (EEUU) nunca ha tenido reparo en mostrar sus carnes tal cual son, e incluso en más de una ocasión se ha quejado de que la "adelgazaran" con Photoshop: ella es natural, y así debe ser vista. Por eso, no nos ha extrañado verla en la playa estos días protagonizando un tórrido 'shooting' en bikini, y nada de discreción: bien de color fucsia por todas partes. ¿Que el color negro adelgaza? "Pues para la que lo quiera", habrá dicho ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres
Gtres
Gtres

Que si una pierna por delante, una miradita por encima del hombro, ahora camino hacia la cámara con cara sexy, luego enseño bien de retaguardia... está claro que la chica controla: con razón ha posado en portadas de revistas de la talla de Elle y Harper's Bazaar, ha protagonizado innumerables campañas de publicidad y ha caminado con soltura por las mejores pasarelas del mundo. ¡Con razón es una de la modelos 'curvy' más cotizadas del mundo!

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y si en bikini ya quita el sentido, con ropa y bien arreglada ya es otro nivel: Ashley tampoco se corta al llevar ropa ceñida o colores vivos (que parece que durante años han estado relegados a mujeres delgadas), pero ella conoce bien su cuerpo, y sabe elegir las prendas para que le estilicen y le pongan todo en su sitio para lucir estupenda ante los fotógrafos. Eso sí: ella no es sólo una cara bonita, porque ha pasado por mucho hasta que ha llegado a la estabilidad que tiene hoy: con sólo 10 años sufrió acoso sexual por parte de un amigo de la familia que por entonces tenía 18 años ("me colocó la mano sobre su erección y me dijo 'esto es lo que me has hecho'", contó en una entrevista), y también fue víctima de violencia machista por parte de un novio alcohólico cuando sólo tenía 19 años ("me perseguía con un cuchillo de carnicero o me tiraba botellas de cristal", reveló Ashley).. pero todo eso se acabó.

Gtres

A día de hoy, la modelo está felizmente casada con el cámara Justin Ervin, al que conoció en 2009 en la iglesia y con el que pasó por el altar en 2010, y lo cierto es que le va estupendamente. ¡Y nosotros que nos alegramos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad