Rihanna demanda a su propio padre por lucrarse a su costa

A la cantante no le ha temblado el pulso a la hora de mandarle a su padre sus abogados: él se lucró a su costa haciendo negocios con su nombre, así que ella ha respondido ¡con una demanda!

Rihanna. GIF
Tenor

El padre Rihanna, Ronald Fenty, está en un lío. Y un lío bien gordo, y ahora no tiene a su famosísima hija para que le salve el trasero... ¡porque es precisamente a ella a la que se la ha liado! Resulta que la web estadounidense The Blast ha conseguido unos papeles de lo más jugosos, y no son otra cosa ¡que la demanda que Rihanna le ha puesto a su propio padre! ¿Qué has liado, Ronald? Según los papeles, y en resumen, la cantante de Barbados le está demandando por haberse lucrado a su costa utilizando su nombre. Y claro, eso, que para ella es un problemón de imagen, le ha sentado tan mal que en lugar de discutir con él, le ha mandado directamente a sus abogados. ¡La próxima cena de Nochebuena va a estar de lo más animada...!

Rihanna pone caras
Gtres

¿Y qué ha hecho el bueno de Ronald? Al parecer, el hombre, que por cierto no tiene permiso para actuar en nombre de su hija, le organizó una gira por Latinoamérica por valor de 15 millones de dólares, además de reservarla para un concierto en el Staples Center de Los Angeles y otro en el T-Mobile Arena de Las Vegas por 400.000 dólares.

Rihanna posa en un photocall de Fenty Beauty, su marca de maquillaje
Gtres

A pesar de ser minucias para una persona que cobra 40.000 dólares POR CADA MINUTO que posa en una alfombra roja, Rihanna ha decidido que quiere que su padre le pague daños y perjuicios por todo lo que ha hecho en su nombre y sin su permiso, además de demandar a la empresa que creó para llevarlo a cabo. Está claro que Rihanna no es una persona a la que se pueda molestar, porque te planta una demanda, te saca hasta los 'higadillos' y se queda más ancha que pancha.

Rihanna junto a su padre, Ronald Fenty
Gtres

La relación de RiRi con su padre no es precisamente fluida: él ha tenido problemas con las drogas y el alcohol de siempre, se separó de la madre de ella cuando sólo tenía 14 años... y años antes la artista tuvo que presenciar cómo su padre abusaba física y sexualmente de su madre. La última vez que se les vio juntos fue el pasado noviembre, en el cumpleaños de su abuelo, Lionel Braithwaite... y después de esta jugarreta, la próxima vez que se vean será, seguramente, en los Juzgados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad