Lydia Lozano acaba empapada por culpa de Rafa Mora

Si hay algo que le puede molestar a Lydia Lozano es que le toquen el pelo. La reina de las mechas vive por y para su caballera, por eso, como podréis adivinar, no se tomó nada bien que Rafa Mora le vaciara una botella de agua por todo lo alto...

Lydia Lozano acaba empapada por culpa de Rafa Mora
Telecinco

Los colaboradores de ‘Sálvame’ han vuelto a hacer de las suyas. Mientras abordaban la última hora en la casa de ‘GH Dúo’, Kiko Hernández se preguntó abiertamente qué se había hecho Rafa Mora en el pelo porque estaba “raro”. “Lo tienes más rubio, ¿te lo has teñido?”, apuntó Gema López. Entre risas, el ‘viceverso’ intentó evitar que la conversación se fuera por esos derroteros, pero la verdad, no tuvo mucho éxito… “Me hice mechas el otro día”, acabó confesando. “Hoy me ha dicho el peluquero del programa que si me dejaba llevar, he cerrado los ojos y cuando los he abierto me he encontrado con este pelazo”.

Lydia Lozano acaba empapada por culpa de Rafa Mora
Telecinco

El cachondeo por el peinado fue en aumento, indicando Belén Rodríguez que tal vez el estilista se pensaba que estaba peinando a Terelu. Acto seguido, Kiko Hernández se acercó para ver el resultado de cerca mientras Lydia Lozano, en calidad de reina de las mechas, no dejaba de preguntar por los pormenores del proceso: que si se lo había hecho con papel de aluminio, que si era una decoloración…

Poseído por el espíritu de Rupert, Kiko comenzó a moverle el pelo a su compañero para ver si dejaba de estar tan apelmazado, pero no había manera. “Te has echado medio bote de laca, ¡luego decimos de Lydia! ¡Déjate llevar!”, señaló. Acto seguido, la ayudanta del improvisado peluquero, Paz Padilla, le acercó una botella de agua para que le mojara las greñas. Pese a que intentó zajarse del enemigo, como era de esperar, Mora acabó con el pelo mojado. “Menos mal que a mí me queda bien todo”, afirmó.

Lydia Lozano acaba empapada por culpa de Rafa Mora
Telecinco

Buscando una nueva víctima, Kiko fue detrás de Terelu, pero al ver que la presentadora no estaba por la labor de que le tocaran el pelo, el colaborador se decantó por lanzarse a por su presa predilecta: Lydia Lozano. “¡No! Kiko, no!”, exclamaba la periodista, intentando evitar el funesto desenlace. Mientras forcejeaba con Hernández, Mora, con premeditación y alevosía, la atacó por la espalda y le vació una botella de agua por todo lo alto. ¿Y cuál fue la reacción de Lydia? Pues mosquearse y poner cara de pocos amigos (eso sí, no lloró, que ya es todo un logro). ¡Ánimo, Lydia, que el pelo se seca!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad