La vida de Loli Álvarez da un giro de 180º: De la ruina a montarse en el dolar

La cantante se ha sentado en 'Sábado Deluxe' para hablar del gran cambio que ha dado su vida, y es que en a penas dos años ha pasado de vivir su mayor drama estando arruinada, a convertirse en millonaria.

Loli Álvarez, Loli y Roni, No cambie, Loli Álvarez millonaria, Sábado Deluxe, Sálvame, Deluxe
Telecinco.es

Hace poco más de un año, a principios de 2017, Loli Álvarez vivió un auténtico drama en su vida. La peculiar arista se vio sumida en problemas económicos tan graves que acabó endeudada hasta las cejas: Más de 70.000 euros y a punto de perder un chalet valorado en 270.000. "Tengo que hacer frente una serie de pagos y a otros problemas", contaba por aquel entonces al equipo de ‘Sálvame’, y es ahí, precisamente, donde ha vuelto para contar el gran cambio que ha dado su vida. Se ha sentado, este fin de semana, en 'Sábado Deluxe', para contar que ahora es millonaria. Con una sonrisa de oreja a oreja, una de las personajes 'frikis' de los 2000 junto a Yurena (antes conocida como Tamara), Tony Genil, Leonardo Dantés, Paco Porras, Arlequín... contaba la que ha sido la alegría de su vida.

Tas una batalla legal que ha durado 43 años, el marido de Loli, Roni Santos, ha conseguido ganar la demanda de paternidad que su madre inició en 1979. El padre de Roni, un millonario gallego, mantuvo una relación con su madre tras un matrimonio fallido. Al ser la época de la dictadura franquista, Roni no podía ser reconocido como su hijo. Pero Roni por fin ha ganado la batalla, con una herencia estimada de más de tres millones de euros.

Loli Álvarez, Loli y Roni, No cambie, Loli Álvarez millonaria, Sábado Deluxe, Sálvame, Deluxe
Telecinco.es

Con un resultado del 99,95% de resultado en las pruebas de ADN es cuando se han decidido a hacer pública la noticia. Y es que Loli, orgullosa, confesaba su alegría por haberse hecho justicia: "En este país existe la justicia", contaba.

Y, ¿qué van a hacer con tres millones de euros en el banco? Según ella misma, en cuanto los reciban: "Me voy a pillar una cogorza...", cuenta. Pero asegura que su mayor alegría no es por el dinero, si no por haber conseguido acabar con la larga lucha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad