Ana Obregón: “Si Jaime se ha sentido amenazado en algún momento, lo siento de corazón”

“Estoy viviendo un calvario”. Así define la bióloga el duro momento que atraviesa tras la difusión de la conversación con su escolta. Pero no está sola. Tiene a su lado a los dos hombres más importantes de su vida: su hijo y Alessandro Lequio. Es la entrevista definitiva

Los últimos días han sido para ella una pesadilla. La detención de su guardaespaldas por su supuesta implicación en un homicidio, y la posterior publicación de una conversación con éste en la que hablaba de dar una paliza a Jaime Cantizano, le han puesto en el ojo del huracán. Pero Ana ha sido valiente y nos ha abierto las puertas de su domicilio madrileño. Allí es donde decidió hablar a corazón abierto con Lequio. ¿Quién mejor que él para comprender lo que le está pasando? Sólo el conde conoce los verdaderos sentimientos de Ana, porque desde que saltó el escándalo, no se ha separado de su lado. Es su mejor amigo y ahora más que nunca la apoya. Ella, Alessandro y su hijo, Álex, son una piña. Está claro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo estás viviendo esto?
Mal porque parece una guerra de Obregón contra Cantizano y esto es mentira. Si Jaime se ha sentido amenazado en algún momento lo siento de corazón. Nada más lejos en mi vida que amenazar a alguien. Si yo hubiera sido hombre, la que hubiera ido a darle dos bofetadas hubiera sido yo. Pero que conste que no es nada contra él. Yo sé, que he sido presentadora 30 años, que si tú no quieres entrar en una cosa así tienes la fuerza necesaria para negarte.

“El caso está archivado”

Ha podido ser un error…
Sí, Jaime cometió un error que no volverá a repetir… creo. Seguro que está arrepentido. Sólo le deseo una cosa, que si alguna vez tiene un hijo, que no pase por el calvario que he pasado yo. Él no ha recibido esas amenazas porque nunca han existido. Además extraoficialmente me dicen que el caso está archivado.

Pero, ¿por qué ha pasado todo esto?
He tenido la mala suerte de que una persona de seguridad, que ha trabajado con mi familia, conmigo, con mi hijo, con mis sobrinas, con mis hermanos y con todos, desde hace diez años, está involucrado en un tema muy grave de asesinato.

¿Por qué te graban a ti una conversación?
Lo ha explicado la policía. Investigando a esta persona han encontrado una conversación, de la que todo el mundo habla y nadie ha escuchado, y me atribuyen unas palabras que yo no tengo nada claro ni que las haya tenido. No recuerdo exactamente el momento, pero lo que sí recuerdo es el inmenso dolor que sentí al ver como durante una semana anunciaban que iban a emitir unas imágenes de mi hijo desnudo.

¿Qué hiciste entonces?
Cuando me llamaron y me dijeron esto estallé, entré en pánico, me volví una leona queriendo defender a mi hijo y quizá en ese momento, llamé a todo el mundo, a mi madre, a mi abogado… y solté las barbaridades que podía soltar cualquier madre. Lo que hice no es lo que todo el mundo me acusa, prueba de eso es que ni estoy imputada, ni formo parte de eso. Todo el mundo me está acusando de cosas que jamás he hecho y hay pruebas. Repito, no estoy imputada en nada, la policía no ha encontrado ningún tipo de ejecución de ese pensamiento y Cantizano está bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Me pasé tres días llorando”

¿Acudiste a la Justicia?
Fui al Defensor del Menor y después al Fiscal porque esto era apología de la pederastia. Era una mujer. Ella tomó medidas y mandó al programa un comunicado prohibiendo la emisión de esas imágenes. También llamé al director de contenidos de Antena 3, al director de la productora y ellos, no contentos con esta medida, abrieron una línea de teléfono para que la audiencia decidiera si quería ver el culo de mi hijo o no. Voten sí o no.

Dicen que esas imágenes jamás se hubiesen emitido.
No es verdad. Como el fiscal se lo prohibió hicieron una representación con dos niños.

¿Recuerdas lo que le dijiste a tu guardaespaldas?
Sólo recuerdo que exploté. Me pasé tres días llorando, llamando a mi madre y diciéndole: “Es que voy a matar a los que han hecho esto.” Incluso en un momento de rabia pude decir ¡A ver si alguien le mata o le rompe las piernas! pero esto no quiere decir que coja una pistola. Este comentario igual se lo hice a él, como se lo hice a mi madre…

¿Tenías tanta confianza con él como para explotar?
Hombre, era una persona de confianza, pero ni siquiera recuerdo que explotara con él. Todo el mundo está sacando de contexto un sufrimiento y eso no es punible. Lo que sí es punible es lo que se está haciendo conmigo. Aquí hay varias víctimas: mi hijo, tú que eres su padre y yo. En este momento no tengo nada contra Jaime.

¿Volviste a tocar este tema con Eloy?
Nunca. Jamás encargaría a alguien una paliza porque para mí es un hecho aberrante, detestable…

¿Él te comentó algo?
Jamás, porque era una simple expresión que todo el mundo ha sacado de contexto. No era literal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad