Diego Matamoros asegura que Makoke fue infiel a Kiko durante mucho tiempo

Después de que su padre le diera la razón en ciertas informaciones sobre Makoke, Diego ha vuelto a la televisión para "ajustar cuentas" y seguir tirando de la manta.

Diego Matamoros
Telecinco.es

Si hay una familia protagonista de escándalos, esa es la de los Matamoros, sobre todo desde que Kiko anunciara su divorcio con Makoke. Lo que parecía una separación amistosa no tardó en convertirse en una guerra abierta llena de acusaciones a la que se ha sumado Diego Matamoros, y es que de una forma u otra, su padre ha acabado dándole la razón aunque sin reconciliación de por medio. Es por eso que ahora Diego ha querido sentarse en 'Sábado Deluxe' y destapar más episodios oscuros de la que fue la mujer de su padre, y aunque Kiko asegura que miente, después de haberle tocado darle la razón, la duda está ahí...

"Es una sinvergüenza, en una ocasión escupió a mi madre", ha confesado Diego. Pero, sin duda, el episodio más escabroso, según Diego, es que "Makoke llegó a intentar convencer a mi padre de que su hija pequeña no era de él, tenía inquina con Irene, incluso no quiso que pagáramos su universidad", asegura el joven.

Tiene muy claro que su padre "perdió el norte por Makoke, todo lo que decía tenía que hacerse".

Kiko Matamoros
Telecinco

Kiko no podía parar de reirse, desde 'Oh my club', donde han conectado en directo, aunque lo cierto es que el colaborador no ha querido protagonizar enfrentamientos y se ha marchado, dejando a medias la conexión. "Hay formas más honestas de ganarse la vida que la de este muchacho, deja de enredar y de inventarte la vida de la gente", zanjaba antes de irse.

"Kiko ha alzado la voz y me ha dicho que soy una pesada, Cristina ha tenido que pedirme perdón, y me ha dicho que estaba muy tenso", ha comentado la reportera del programa. "Ha sido desagradable".

Diego Matamoros
Telecinco.es

Asegura que durante su relación, esa casa era una auténtica batalla campal, donde todos los días se hablaba a gritos y se discutía por casi cualquier cosa.

Cree que "Kiko nunca ha superado su ataque de cuernos, porque Makoke ha seguido con ese señor", asegura que hasta hace nada más y nada menos que tres años. Y asegura que Kiko "no se veía preparado para cortar y empezar de cero, y además, la necesitaba económicamente".

"Kiko ha perdido la cabeza, este hombre ya no es el que era hace años", cuenta Diego. "Me fui a vivir con ellos porque mi padre nos quitó la pensión y no teníamos ni para comer", asegura. A quien no entiende, desde luego, es a su hermana Laura, y es que no entra en su cabeza como ha podido olvidar "todo lo que les hizo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad