Alejandra Rubio y Álvaro Lobo desvelan los detalles más íntimos de su relación

En la nueva entrega de su canal en Mtmad, 'Black Sheep', la hija de Terelu Campos somete a un tercer grado a su novio para saber si verdaderamente la conoce tanto como se piensa. ¿Habrá pasado el DJ la prueba de la influencer?

Alejandra Rubio somete a un interrogatorio a su novio Álvaro Lobo en su canal de Mtmad
Mtmad

El vlog de Alejandro Rubio en Mtmad no deja de recibir a ‘artistas invitados’. Después de que Terelu Campos interviniera en una de las entregas del canal, titulado ‘Black Sheep’, ha llegado el turno de conocer un poquito más de cerca a Álvaro Lobo, el novio de la nieta de María Teresa Campos. Alejandra ha sometido al DJ a una especie de tercer grado en el que el joven debía contestar lo mismo que su novia para ganarse una cena en el chino. ¿Cuántas preguntas habrá acertado? ¿Estarán tan compenetrados como aparentan? Desde ya os decimos que la hija de Terelu se ha lamentado por algunos de los errores que ha cometido…

Alejandra Rubio somete a un interrogatorio a su novio Álvaro Lobo en su canal de Mtmad
Mtmad

De ser al día siguiente su aniversario, Álvaro piensa que su chica le regalaría un perrito mientras que ella se decanta mejor por un viaje. “He puesto un perrito porque ahora, con todo el curro que tenemos, tampoco tenemos mucho tiempo para irnos. Un perrito me gustaría más, lo dejo caer ahí…”, indica Lobo. Tras este recadito, ¿ampliarán pronto la familia? Álvaro estuvo acertado al señalar que la comida que más odia Alejandra es el atún (lo que les trae problemas a la hora de pedir pizza), así como que su canción favorita es ‘September’, de Earth, Wind & Fire, un temazo disco que le ponía Alejandro Rubio cuando era pequeña.

Gracias al cuestionario podemos saber que lo que más le gusta a la influencer de su novio es su personalidad y sus labios carnosos. A su vez, Álvaro destaca de su chica lo buena persona que es aunque no soporte su mal despertar. “Me sientan fatal las siestas, me levanto con ganas de matar a todo el mundo”, confirma Rubio. Además, la obsesión de la joven con la ropa trae consigo un pequeño problemilla a la hora de convivir: hay siempre cosas por ahí tirada. “Aunque hoy esté ordenado, esto siempre parece un showroom”, se lamenta el DJ.

Alejandra Rubio somete a un interrogatorio a su novio Álvaro Lobo en su canal de Mtmad
Mtmad

Entrando en detalles más íntimos del día a día de la pareja, Álvaro odia dos cosas de Alejandra: tener que ir a comprar con ella y cuando se pone a gritar cada vez que le hace cosquillas. “Siempre me dice de ir a comprar cuando estoy haciendo algo”, se lamenta el joven. Sobre el tema de las cosquillas explica que le da apuro por los vecinos. “No veáis cómo se enfada, me dice que parezco que tengo tres años”, desvela la influencer.

Los problemas llegaron cuando Alejandra le pidió a Álvaro que escribiera el día exacto en el que se conocieron (no el que empezaron) y al muchacho le bailaron las fechas por dos días. “Ostras, que tiene trampa. Me la voy a inventar… Sé que fue un fin de semana casi de Año Nuevo y a mí esas fechas se me pierden”, se excusó. “Nos conocimos el 29, el 30 nos vimos, el 31 pasamos el Fin de Año juntos y el 4 empezamos seriamente”, añadió su novia. Una pista que le ayudó a escribir correctamente el tiempo exacto que llevan de relación (en el momento en el que grabaron el vídeo): “1 año, 1 mes y un día”. ¡Ni aposta les hubiera salido una fecha tan redonda!

Alejandra Rubio somete a un interrogatorio a su novio Álvaro Lobo en su canal de Mtmad
Mtmad

El primero en lanzarse a declarar su amor por el otro fue Álvaro y su primer beso se lo dieron en el trabajo del DJ, aunque no es que guarden precisamente un grato recuerdo de él… “Nos lo dimos al día siguiente de conocernos. Los dos pensamos que fue un beso horrible porque estábamos los dos muy nerviosos”, recuerda Alejandra. Sobre sus planes de futuro, Alejandra tiene intención de casarse sobre los 22 años, ya que así él tendría cerca de 29. El vestido quiere que sea blanco topo y con volumen, un estilo que Álvaro define como “medio raro”. “No te gusta los trajes convencionales. Te gustan con un corte especial”, matiza. ¡Qué manera de quedar bien!

Para terminar, a la pareja le gustaría tener dos hijos y que llegaran cuando ella tenga entre 25 y 27 años, para poder ser una madre joven. Tras el tenso cuestionario, Rubio se dispuso a hacer balance de las respuestas de su novio. “De las dieciséis preguntas has acertado doce y has fallado cuatro. Ha estado bastante bien, aunque has fallado en algunas que no tenías que haber fallado”, reflexionó. Aun así, ¡reconoció que se había ganado la cenita!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad