Beatriz Trapote nos cuenta cómo está tras su ingreso hospitalario

Menos mal que ya se encuentra en casa con sus chicos. La mujer de Víctor Janeiro ha tenido que pasar siete días en el hospital.

Beatriz Trapote
Agencias

La familia Janeiro no gana para sustos. Si hace unos días nos enterábamos del nuevo ingreso de María José Campanario, ahora ha trascendido que Beatriz Trapote también tuvo que pasar por el hospital. La mujer de Víctor Janeiro ha tenido que permanecer una semana ingresada en el centro San Juan Grande de Jerez de la Frontera debido a un virus que le afectó a la vesícula y al hígado. “Han sido días horribles. Me subieron los niveles de bilirrubina y me puse amarilla, amarilla”, nos contó en exclusiva ya recuperada.

Afortunadamente, la periodista se encuentra en casa y en breve podrá retomar su trabajo en el centro estético de uñas que gestiona en la ciudad andaluza. “La verdad es que nos llevamos un susto, pero gracias a Dios ha quedado en nada y ahora estoy bien, en casa y súper feliz con mis niños”, confesó.

A por el tercer hijo

Desde que se apartó del periodismo y se convirtió en empresaria, Beatriz vive un día a día bastante más tranquilo. Hace tres meses, el pasado 12 de diciembre, Trapote dio a luz a su segundo hijo, Óliver, un niño que le llenó de felicidad.

Beatriz Trapote y Víctor Janeiro
Agencias

“Ha sido un parto muy bueno, le estoy dando el pecho y lo estoy disfrutando mucho”, explicó. La pareja tiene otro hijo, Víctor Junior (3), y reconoce que no le importaría ir a por la familia numerosa. “A mí me gustaría. Pero vamos a ver qué hacemos, a ver cómo se cría Oliver y cómo se lleva con su hermano ”, explicó la periodista cuando salió del hospital después de dar a luz.

Su cuñada María José Campanario, también en el hospital

María José Campanario
Agencias

El pasado 3 de marzo, la mujer de Jesulín de Ubrique tuvo que volver a ingresar por un fuerte brote de fibromialgia que le impedía caminar. María José estuvo cuatro días en el centro sanitario de Virgen de las Montañas de Villamartín, pero luego terminó su recuperación en casa después de que los médicos consiguieran controlar sus dolores. La odontóloga lleva más de 14 años lidiando con esta enfermedad que, en los últimos tres, le ha mandado al hospital más de una decena de veces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad