¡Crisis en el matrimonio Kardashian-Kanye!

Una nueva idea del rapero ha sacado de quicio a Kim, y todo se ha podido ver en su reality, 'Keeping Up With The Kardashians'. ¿Corre peligro su matrimonio? Te lo contamos todo a continuación.

Kim Kardashian y Kanye West tienen una crisis matrimonial
Gtres

Problemas en el paraíso. En todas las familias hay problemas, por mucho lujo y millones que se tengan. Y el matrimonio de Kim Kardashian y Kanye West no se salva. En una de las últimas entregas de su 'reality', Keeping Up With The Kardashians', se pudo ver una gran crisis matrimonial. El rapero viajó a su ciudad natal, Chicago, para continuar trabajando en su último disco. Hasta aquí, todo bien. Pero, estar en las calles donde creció le hizo recordar lo feliz que fue y lo mucho que echa de menos aquello. Tanta era la emoción que le embargó que no se le ocurrió otra cosa que anunciar a los cuatro vientos que se iba a mudar con su familia allí. Todo esto sin hablarlo previamente con Kim. Y claro, se formó el lío... Como era de esperar, sus fans se volvieron locos aunque esa felicidad no fue compartida por su mujer.

Kim se enteró de la gran idea de su marido a través de las redes sociales y ¡estalló! Como quien coge el metro, la empresaria decidió subirse a su jet privado para viajar a Chicago y hablar con su marido. Todo esto lo vimos en su 'reality'. "¿Qué quiere hacer? ¿Quieres vivir en Chicago y que tengamos que hablar por videollamada?", preguntaba Kim de los nervios. La crisis fue tal que estuvieron unos días separados para que se calmaran las cosas.

View this post on Instagram

Morning ✨

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Kim, agobiada, se desahogó con su madre: "Mamá, tengo un millón de hijos. Tengo un millón de trabajos". A lo que Kris respondía: "Kanye igual se esperaba más de lo que tú le das". Pero ella le dejó las cosas muy claritas: "No tengo mucho más que dar". En uno de los momentos que se confiesan a solas frente a la cámara, Kim decía: "Tengo que tomar un millón de decisiones así que mudarme a Chicago tendría que ser una larga discusión y, sinceramente, este podría ser mi punto de inflexión".

Igual que en un momento se plantó en Chicago, hizo lo mismo pero esta vez viajando a la Gran Manzana. Allí retomó las conversaciones con su marido. "¿Qué quieres hacer?", preguntaba Kim. "Cuando fui a Chicago me sentí como en casa. Hubo muchas cosas que echo en falta por no haber estado ahí durante tanto, tanto tiempo", le respondía el rapero.

Kim Kardashian y Kanye West hablando de sus problemas. 
Kim Kardashian y Kanye West intentando solucionar su crisis matrimonial.
E!

Después de hablar largo y tendido, finalmente decidieron comprarse una casa en Chicago para viajar cada vez que puedan pero manteniendo su residencia en Los Ángeles, donde sus hijos van al colegio y donde ella tiene todos sus 'bussiness', que no son pocos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad