Anabel Pantoja desvela su historia de amor con Omar Sánchez: "Le di dos besos y acabé en su cama"

Los inicios de una relación nunca se pueden prever, pero desde que visitó Canarias por acompañar a su tía a un concierto, no ha vuelto a ver las islas de la misma forma: allí tiene un trocito de su corazón gracias a su novio, y ahora ha contado cómo le conoció

Anabel Pantoja se tapa la boca en GH DÚO
Gtres

Anabel Pantoja está en un gran momento, tanto profesional como personal. En lo primero, porque a su tía ya no le falta el trabajo, y en sus labores de representación de la Panto ha cumplido con creces: en breve, la tonadillera se marchará a la isla de 'Supervivientes' para vivir una auténtica aventura, pero no es lo único que le espera, porque su puesto como jurado de un 'talent show' y un docurreality sobre su día a día también se estarían cociendo a fuego lento. Por otro lado, Anabel está completamente enamorada, y puede presumir de tiarrón surfero allá por donde va. Su relación con Omar Sánchez no fue precisamente un flechazo, y ahora lo sabemos porque ella misma lo ha desvelado...

En una conversación con sus compañeros de convivencia en 'Sálvame Okupa', Anabel se sintió tan a gusto que contó, con todo lujo de detalles, cómo conoció a su canario favorito... y la culpa es de su tía: ella fue a acompañarla a un concierto en las Islas Canarias en un mal momento "por una mala experiencia anterior". No se lo podía quitar de la cabeza, así que se animó a salir de fiesta... y cual fue su sorpresa al día siguiente que, a punto de coger un avión, recibió un mensaje de un guapo joven que le preguntaba si seguía por la isla...

Al parecer, el chico la vio y se quedó prendado de ella, así que no dudó en escribirle. Ella pasaba al principio, pero él siguió 'a pico y pala' y, al final, las conversaciones dieron lugar a videollamadas, hasta que a la vuelta de un viaje que Anabel hizo a Roma... ¡él fue a buscarla al aeropuerto de Sevilla para conocerla!

¿Se pudo resistir a tal detallazo? Ni pudo, ni quiso: "Le di dos besos, pero acabé en su cama, no te voy a engañar", afirmó entre risas. Un comienzo de lo más tórrido para una relación tan bonita que nos da hasta envidia (de la sana, of course, porque nos alegramos por ella) cuando la vemos presumir de churri. ¡Y que les dure mucho"

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad