'Mujeres desesperadas' de la ficción... a la realidad: las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, a punto de entrar en la cárcel

Las dos actrices se enfrentan a cargos de entre 4 y 20 años de cárcel por fraude y lavado de dinero tras sobornar a universidades de élite con una trama en la que hasta el personal de los centros está involucrado

Siempre nos han vendido que Hollywood es un lugar de luz y de color, como cantaba Marisol, en el que los sueños se hacían realidad y todo era alegría y arcoíris... y mira, nada más lejos. Desde que saliera a la luz el escándalo de abusos sexuales encabezado por Harvey Weinstein, la meca del cine se convirtió en un lugar bastante oscuro donde cualquier cosa podía pasar, y ahora, con la revelación de que dos reconocidas actrices podrían pertenecer a una mafia que se dedicaba a blanquear dinero, defraudar y sobornar universidades, Hollywood ya no es un lugar seguro ni tan bonito como antes. Estamos hablando de la actriz de 'Mujeres desesperadas' Felicity Huffman y la de 'Padres forzosos' Lori Loughlin.

Felicity Huffman y Lori Loughlin, a punto de ir a la carcel por pertenencia a una trama de sobornos y fraude en las universidades de EEUU
Gtres

Según apuntan varios medios estadounidenses, ambas pertenecían, junto a sus correspondientes maridos (y otros acaudalados empresarios y grandes inversores), a la 'Varsity blues Operation', que se dedicaba a falsear exámenes y papeles para facilitar, a cambio de una buena suma de dinero, la entrada de jóvenes adinerados a universidades de prestigio, como Georgetown, Yale o Stanford. De hecho, Felicity Huffman salió de las primeras a entonar el 'mea culpa', por lo que la Justicia podría rebajar considerablemente su pena de entre 4 y 10 años de prisión a arresto domiciliario y una multa de 15.000 dólares.

Felicity Huffman y su marido, William H. Macy
Gtres

Por su parte, Lori Loughlin y su marido, el diseñador Mossimo Giannulli, lo tienen bastante más crudo: ellos continúan diciendo que son inocentes de todos los cargos (se le acusa de haber ayudado a falsear pruebas deportivas del equipo de remo para que sus hijas, Bella y Olivia, se aseguraran una plaza en la universidad previo pago, supuestamente, de 500.000 dólares, a pesar de que ellas no practican ese deporte), y mientras a él se le cierran puertas profesionales (la cadena de hipermercados Target ha decidido no llevar más su marca homónima, Mossimo), ella va cuesta abajo y sin frenos...

Lori Loughlin y sus hijas, Bella y Olivia Jade
Gtres

De momento, Netflix ha decidido no contar con ella y quitar su nombre del remake de 'Padres forzosos' -'Madres forzosas'-, y la cadena Hallmark, para la que hacía recurrentes películas románticas, ha decidido lo mismo. También la serie 'When calls the heart' ha emitido un comunicado en el que aseguran que ya no van a contar más con ella... y a todo esto se suma que su pena podría alcanzar los 20 años de prisión por haber tenido un papel más activo dentro de la trama de corrupción.

Lori Loughlin
Gtres
Reparto de la serie 'Madres forzosas'
Gtres

Sea como sea, no se les avecina un futuro prometedor a ninguna de las dos familias, y es que, además, según fuentes consultadas por la revista People, el juez que instruye el caso querría poner condenas ejemplarizantes para dar la impresión de que ni la fama ni la repercusión mediática son eximentes ante la Justicia...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad