Las Salazar, de ‘Gipsy Kings’ sobreviven a un terremoto

Se encontraban en Bali (Indonesia) cuando la tierra comenzó a temblar bajo sus pies y la matriarca tuvo que ejercer como tal para poner calma entre las suyas.

Bali es una tierra de terremotos, y es que toda esa zona de Asia se encuentra en una placa tectónica que hace de las suyas de vez en cuando, y no ha encontrado mejor momento para hacer de las suyas que cuando las Salazar se encontraban visitando la idílica isla. Raquel, Noemí y toda su familia han vivido en su piel lo que se experimenta cuando la tierra tiembla bajo sus pies, y no ha sido algo que las haya agradado. La familia se llevó un buen susto a pesar de que se trataba de un sismo muy leve... pero lo suficiente.

Noemi Salazar Gipsy King
Telecinco

Noemí ha sido una de las que peor lo ha pasado. Teniendo a su familia y su hija pequeña con ella, no pudo evitar sacar el instinto maternal para proteger a su criatura y pedía reiteradamente ir a un lugar seguro para evitar, en casa de que el terremoto fuera a más, algún daño. Durante un largo momento, madre e hija no sabían muy bien qué era exactamente lo que ocurría, más allá de encontrar poca estabilidad en todo lo que las rodeaba, hasta que se dieron cuenta de que habían vivido un auténtico terremoto gracias al guía de la familia que les explicó lo que había ocurrido.

El guía le quitó hierro al asunto asegurando que era algo normal en la isla, ¡la falla había hecho de las suyas! Pero las Salazar no están acostumbradas a que todo tiemble a su alrededor de una manera tan estricta y literal. Un susto que no ha dejado indiferente a la familia y ha marcado la experiencia de todo su viaje. ¡Porque no fue el único!

Salazar en Bali busca a su hijo. Gipsy King
Cuatro

Momentos más tarde de que experimentaran este terremoto la familia acudió a un mercadillo a 'hacer negocios' y comprar alguno souvenirs de la zona. Allí el pequeño Carlos quiso hacer también de las suyas y, de repente, se perdió de la vista. Madre e hija tuvieron que correr a buscarle recorriendo todos los puestos y preguntando por él a través de una fotografía en el móvil que enseñaba su madre. En medio de la búsqueda, madre e hija no pudieron evitar discutir a pleno pulmón sobre quién era la responsable de la pérdida.

Salazar en Bali Gipsy King
Cuatro

Finalmente, le encontraron en uno de los puestos del mercadillo jugando con el móvil, aburrido de que las Salazar vieran constantemente puestos de ropa sin hacer nada más. Noemí corrió a abrazarlo respirando aliviada. ¡Menudo viaje!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad