De un centro de rehabilitación al estrellato: así ha sido el duro pasado de Oto Vans

Puede que el 'beauty boy' no caiga bien a todos sus compañeros de 'Supervivientes' por su extrema personalidad, a veces hasta polémica, pero quizá entendiendo su pasado podamos entender mejor su forma de ser...

Oto Vans
Oto VansInstagram

Ser un influencer hoy en día no es nada fácil: te conviertes en un 'role model' para miles de chavales adolescentes que están hábidos de hacer lo mismo que tú haces, ir a los sitios a los que vas o comprarte la ropa que tú te pones. Por eso, muchas veces, cuando uno de ellos tiene un patinazo, las redes sociales se les echan encima y les llaman "irresponsables", ya sea por un comentario subido de tono, una crítica mal expresada o hasta un escote demasiado pronunciado cuando la media de edad de tus seguidoras son 14 años. Sin embargo, y aunque prácticamente todos tratan de guardar las formas, hay otros influencers a los que les da exactamente igual todo, incluso defienden sus actos y comentarios políticamente incorrectos detrás de la libertad de expresión.

Uno de esos a los que 'se la pica' todo es, sin duda, Oto Vans, que ha llegado a negar una foto a sus fans por no ir maquillado. El influencer es uno de los personajes más desconocidos de 'Supervivientes' aunque arrasa en las redes sociales. Su personalidad, de extrema, es a veces hasta polémica, y ha sido tachado de racista, machista y homófobo (a pesar de ser abiertamente homosexual) en más de una ocasión. No en vano le han suspendido la cuenta de Instagram hasta en 5 ocasiones. Ahora, sin embargo, ha entrado en 'Supervivientes' con la idea de que todo el mundo vea cómo es él en realidad: sin personaje, sin maquillaje, sin postureo.

Sin embargo, Oto esconde mucho más detrás de esa melena con queratina: su infancia no ha sido precisamente un camino de rosas, porque tan sólo con 5 añitos su familia y él tuvieron que marcharse de Croacia (de donde son naturales) bajo la amenaza de los Servicios Sociales de separarles: según contó en una entrevista para Flooxer, sus padres tenían problemas con las drogas, y con el miedo de que les quitaran a sus hijos, viajaron en coche hasta España -hace ya 14 años- para empezar de cero. Él mismo habló de su dura infancia en un episodio de Mtmad y confesó que, de recién nacido, había tenido que tomar metadona. "Mi amá estaba malita cuando me tenía en la tripa y, cuando yo nací, quería droga porque tenía mono", explicó.

Fue en el País Vasco donde dieron con un centro "religioso" en el que se quedaron a vivir: "Aunque mis padres se curaron rápido, trabajaban allí y al ser una familia enorme no podíamos salir de ahí porque no teníamos nada". Según ha contado Lea Tomicic, la madre de Oto, su infancia no fue fácil. "Oto era el hijo de una drogadicta que era yo", explicó en 'Viva la vida'. Por eso, pasó los primeros años de su adolescencia sin siquiera un teléfono móvil hasta los 16: "Empecé a hacer el maricón cuando salí de ahí, porque dentro era pecado. Tenía que actuar como si fuera un machito", reconoció.

El mundo YouTube fue para él una vía de escape, y entre sus tutoriales de maquillaje hubo uno que llamó la atención de la web Cabronazi, que reposteó un vídeo suyo con su familia (en total son 8: sus padres, su hermano mayor y él -que nacieron en Croacia- y otros 4 hermanos que nacieron en España), y a partir de ahí, el estrellato: miles de visualizaciones, comentarios y seguidores se le empezaron a cumular. Su personalidad levantó tantas pasiones como odios, Mediaset se fijó en él y le otorgó un canal propio en MTMad... y el resto es historia hasta el día de hoy, que sigue en Honduras donde se ha ganado un hueco en el corazón de los seguidores de 'Supervivientes'. ¿Se llevará el deseado maletín?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Supervivientes