Anabel Pantoja presenta a su compañero de piso

La joven ha abierto para Mtmad las puertas de su casa para mostrar cómo vive en Madrid y con quién.

Anabel Pantoja
Gtres

En bata rosa con estrellitas blancas, Anabel Pantoja ha abierto de par en par la puerta de su casa al equipo de Mtmad para enseñar cómo vive en su piso en Madrid y con quién. Lo primero que enseñó fue el cuarto de su compañero, el baño y el robot de cocina con el que más horas pasa al día: "me da la vida", bromeaba Anabel. Acto seguido caminaban hacia el salón donde, casualmente, se encontraba su compañero viendo la televisión con vaqueros y camisa y gorra negras. Conjuntando y preparado para salir en un vídeo para internet.

Anabel Pantoja
Telecinco

Una relación de "compañeros, amigos y confidentes" da para mucho, sobre todo cuando han pasado 12 años "o más" desde que se conocen. Por eso el interrogatorio de Mtmad fue extenso. "Conozco a Pedro y termino viviendo con él porque mi tía [Isabel Pantoja] empieza una gira y él es bailarín. Después de encontrarme allí en esa gira, me reencuentro con él en Madrid porque está en el Ballet Nacional de España, empezamos a hablar y surgió", contaba Anabel. "Ha sido una alegría que te vengas aquí a mi casa", aseguraba él con una sonrisa de oreja a oreja a su amiga.

Anabel Pantoja y compañero
Telecinco


La verdad es que Pedro ha demostrado ser un amigo de verdad. Anabel estaba de hoteles entre Sevilla, Canarias y Madrid hasta que él le hizo "un hueco en su corazón y su casa" haciéndole expresamente una habitación para ella: "esa habitación no estaba prevista, compró dos puertas, una cama y ya está". "Me he acoplado y ya me tiene que echar con agua caliente", decía alegre Anabel.

Además, en el vídeo Anabel confesaba vivir a base de los puré de verdura de su compañero, con los que está perdiendo peso sanamente; mientras que es ella la que se encarga de poner la lavadora después de haber "echado un duro pulso a ver quién se encargaba" ya que los dos confesaban ser un desastre a la hora de recoger. "Hemos llamado a una chica para que limpiara las cajas del salón y no las vierais por ahí", confesaba Anabel, "¡pero porque venían ellos!", matizaba Pedro. Sin embargo esto no va a durar mucho porque el bailarín se muda aunque, asegura el joven, "ella tendrá su rinconcito siempre que quiera".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad