Bea ('GH 17'): su nueva vida sin Rodri tras su ruptura

La ganadora de 'GH 17' ha abierto su corazón a sus seguidores, y ha roto su silencio para hablar de cómo está llevando su separación del que fuera su novio hasta hace unos meses.

Beatriz Retamal instagram
Instagram

A Bea y Rodri se les rompió el amor. Los dos lo contaron a través de un vídeo que publicaron en el canal que tenían en MTMAD, 'Rodéanos'. Aunque nadie daba un duro por su relación, la expareja consiguió ser una de las más estables que salió de 'Gran Hermano'; sin embargo, al final todo se truncó. El pasado 29 de marzo, ambos se reunían para contar lo que les había ocurrido, y es que ser una pareja pública, en la que miles de personas malmetían a diario, no les resultó nada fácil. Llegaron a acostumbrarse, pero el machaque fue continuo, y eso unido a sus propios problemas (ya les vimos incluso acudir a terapia de pareja por sus problemas en la cama), ha acabado por desgastar la relación hasta el punto que decidieron tirar cada uno por su lado.

Ahora, la que fuera ganadora de 'GH 17' ha roto su silencio y ha hablado con sus seguidores de cómo está llevando su ruptura. ¿Y cómo lo ha hecho? A través de una ronda de preguntas y respuesta en su cuenta de Instagram. Bea ha confesado que su separación está siendo muy dura pero que ha logrado encontrar el lado positivo.

Después de tanto tiempo en pareja, volver a la soledad no es nada fácil. Bea intenta sobrellevarlo mejor volcándose en la lectura: "Las primeras noches son horribles. A mí lo que más me ha costado ha sido dormir, entrar en casa y ver qué estás sola. Al principio es aburrido, pero cuando pasa el tiempo sabes que entras en casa y estás en paz. Haces y deshaces cuando quieres y como quieres".

Y cómo no, sus amigas están siendo su mejor apoyo en estos momentos. Por algo se dice que quien tiene una amiga tiene un tesoro.

Esta ruptura, que nos pilló por sorpresa a todos, dejó a Bea hecha polvo, pero poco a poco está mejorando: "A veces pensamos que se acaba el mundo cuando nos sucede algo malo y simplemente el mundo sigue y los que paramos somos nosotros. He aprendido a no tener miedo a la soledad, a escuchar lo que mi alma siente y no lo que mi cabeza dice. No me viene mal este tiempo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad