Kanye West, el marido de Kim Kardashian, habla, por primera vez, de sus momentos más duros con sus problemas mentales

El rapero ha concedido una entrevista en televisión en la que se ha sincerado sobre los momentos en los que ha tocado fondo por culpa de su bipolaridad, lo terrible de vivir con ellos y el gran apoyo que ha sido Kim

Kanye West
Gtres

A pesar de que las personas estamos concienciadas de lo que significa tener una enfermedad (la que sea), hay ocasiones en las que nuestra ignorancia sobre algunas no nos dejan ver más allá, como las enfermedades mentales. Hay veces en las que lo fácil es señalar como "raro" o "errática" a una persona que lo está pasando mal y que necesita ayuda psicológica, y una de esas personas ha sido, ni más ni menos, que la estrella de talla mundial Kanye West. El rapero ha querido compartir ahora, en una entrevista para el programa de David Letterman, cómo bajó a los infiernos con su trastorno psicológico, con el que prácticamente no era dueño de sí mismo: "Cuando estás en ese estado te sientes híper paranoico por todo", señalaba, y añadía: "Todo el mundo vive esta experiencia de maneras diferentes, pero yo pensaba que todos eran actores, que era una conspiración. Creía que el Gobierno ponía chips en nuestros cerebros, que nos estaban grabando...".

Kanye West
Gtres

En estas situaciones, lo más difícil es dar el paso de aceptar que uno tiene un problema, pero cuando se sometió al tratamiento tampoco fue un camino fácil: "Llega un momento en el que te esposan y te sedan, te separan de tus seres queridos". "Si no te tomas la medicación a diario, las cosas pueden empezar a escalar y puedes incluso acabar en el hospital", recordaba, algo que a él le había pasado en 2016, y tuvo que cancelar su gira Saint Pablo.

Kanye West y Kim Kardashian
Gtres

Kanye desveló en la misma entrevista que a él le diagnosticaron su problema de bipolaridad hace ya dos años, y desde entonces todo ha sido un 'subeybaja' de emociones hasta que ha conseguido controlarlo: "Expresas más tu personalidad de una manera casi adolescente", aunque otra de las cosas más difíciles ha sido luchar contra el estigma: "Es como tener un esguince de cerebro, si tienes un esguince en el tobillo la gente no te fuerza. Sin embargo, en nuestro caso, la gente hace todo lo contrario e intentan que todo vaya a peor. Hacen todo lo que pueden", reconocía con frialdad.

Kanye West
Gtres

A pesar de todo, el apoyo de su familia, y especialmente de Kim Kardashian, su mujer, ha sido fundamental para mejorar poco a poco, hasta el punto de tener las agallas de sentarse en un plató y contarlo ante millones de personas: "Cuando estás en ese estado necesitas a alguien de quien fiarte", dice, aunque no es fácil, pero ella ha aguantado a su lado: "Ahora mismo todo está en calma. Pero ahora podemos ver cuando vienen los episodios y sabemos cómo lidiar con ello", afirmó en una entrevista a Vogue, un punto al que ha llegado, entre otras cosas, gracias a su proyecto de 'Sunday Service', una especie de misa (sin sermón) en el que, con la música, los invitados se dejan llevar, cantan, bailan y socializan sin prejuicios.

Kanye West
Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad