Jesús Calleja se planta contra Donald Trump: "Le llevaría a los países vertedero"

El presentador de 'Volando voy', de Cuatro, hizo un alto en las grabaciones de su programa para hablar del deterioro del planeta

Jesús Calleja se ha convertido, a base de viajar por el mundo, en el mejor portavoz en defensa del planeta. Por eso, ha apadrinado una acción de P&G y Carrefour para limpiar una playa española elegida por los consumidores bajo el hashtag #miplayasinplasticos.

El aventurero, además, aprovechó para hablar de la verdadera problemática: "No hay que pensar que la basura está en la playa porque alguien dejó una colilla. No. Cualquier plástico que tiramos a un sitio inadecuado llega por los ríos al mar, y las corrientes marinas lo arrastran de un país a otro. Nos comemos basura que no es nuestra, que viene de otros países. Y nosotros mandamos basura a otros. De hecho, entre Hawái y Japón hay una colonia de basura que vive perpetua, del tamaño de España, flotando en círculos!".

Jesús Calleja
Gema Checa HEARST

¿Cuál es el sitio de la Tierra más idílico que conoces?

Mi tierra, León, que para mí es mi campamento base y todavía tiene lugares inexplorados y de naturaleza virgen, como el Valle de Laciana o los Picos de Europa. Reúne lo más bonito que he visto en el mundo, y no es amor de tierra.

¿Y el más deteriorado?

Muchos. Por desgracia, vas a África o a Asia y hay unos parajes maravillosos con un nivel de contaminación que no puedes ni imaginar. Pero es una cuestión de educación.

Jesús Calleja
Gtres

¿Qué costumbres has cambiado en tu casa o en tus hábitos para ser más ecológico?

No es una medida concreta, es que vamos generando una conciencia ecológica global. Por ejemplo, la gente piensa que no tomamos aceite de palma porque es malo para la salud, y no es así. No lo tomamos porque, para extraerlo, se han aniquilado países enteros como la selva de Borneo, de la que prácticamente ya no queda nada por plantar palmera. Yo en casa no lo tomo ni tampoco me como unos plátanos o una fruta que venga en plástico. Y cuando compro un champú o un detergente, no sólo miro que el envase sea reciclable, sino que esté hecho con plástico reciclado del mar.

¿A quién te gustaría tener enfrente para explicarle todo esto?

A Donald Trump, está claro. Y le llevaría a esos países vertedero, a esos lugares en los que él no quiere aplicar los protocolos contra el cambio climático para que viera lo que les espera a sus hijos. Pero enseñárselo, no sólo contárselo, porque él en su jaula de oro... ¡Ay, qué baño de realidad le daría!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad