Olvido Hormigos revive la pesadilla que la hizo famosa

La exconcejala habla tras el suicidio de Verónica, trabajadora de IVECO.

Olvido Hormigos revive su pesadilla tras el suicidio de Verónica, trabajadora de IVECO. 
Gtres

Olvido Hormigos saltó a la fama por la publicación de un vídeo de contenido sexual hace ya ocho años, cuando era concejala socialista de Los Yébenes (Toledo). La expolítica ha vuelto a revivir la pesadilla que vivió tras la noticia del trágico suicidio de Verónica, empleada de IVECO, que llevaba cinco años sufriendo las consecuencias de la difusión de un vídeo erótico, destinado a un hombre que fue su pareja, que había visto el 80% de la empresa. Verónica estaba casada y tenía dos hijos, uno de nueve meses y otro de cuatro años. Olvido ha concedido una entrevista a La Razón, donde habla de lo mal que lo pasó en aquel tiempo: "No quiero recordar toda esa porquería porque lo revivo de nuevo. Ahora estoy estudiando para unas oposiciones y estoy totalmente alejada de los medios".

Tras el escándalo, Olvido pasó de ser una concejala de un pueblo de Toledo a ser un personaje público. Hormigos se convirtió en uno de los rostros que más aparecían en programas de corazón. Además, ha participado en varios 'realities' de Telecinco. Entre ellos, 'Gran Hermano Vip', donde surgió una gran enemistad con Belén Esteban. A día de hoy, su relación sigue siendo pésima. Sobre todo por el apoyo incondicional de Olvido a Toñi Sanchís, exrepresentante de la de San Blas.

En aquel momento, en 2013, el juzgado de Primera Instancia número 1 de Orgaz (Toledo) archivó las actuaciones contra los dos imputados. "La jueza no apreció que se hubiera violado mi intimidad. Quizá si yo me hubiera tomado un bote de pastillas, pero he sido fuerte", explica. Sin embargo, su caso provocó que se modificase el Código Penal, incluyendo como delito la difusión no autorizada de imágenes o grabaciones íntimas. "Me parece perfecta la reforma del Código Penal, porque se pasa muy mal. Estuve en boca de todos por una traición. Y no fue plato de buen gusto que ese vídeo lo viese toda España. Soy madre, tengo dos hijos, y por eso no denuncié", decía hace unos años a Qué Me Dices!

Olvido tuvo que hacer frente a insultos, abucheos y desprecios tanto en su pueblo como en el resto de España. De hecho, tuvo que dimitir. A pesar de la vergüenza que pasó, decidió seguir con su vida sin esconderse. Eso sí, confiesa: "Tuve que ir a una psicóloga, por supuesto, pero ella me dijo que no me podía ayudar porque lo estaba haciendo muy bien".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad