Antonio Banderas, como los buenos vinos, mejora con los años

Cualquiera diría que el malagueño ronda el cambio de década. Cumplir años le sienta de maravilla y si de jovenzuela era un tío guapo, esas canas le dan un punto de madurito interesante que nos tiene conquistados. ¿Se puede ser más guapo, simpático y sencillo a pesar de ser toda una 'star system'?

Antonio Banderas
Gtres

¡Cuánto ha llovido desde que un jovencísimo Antonio Banderas, con apenas cumplida la mayoría de edad, llegó a Madrid con una maleta llena de ilusión pero pocas pesetas en el bolsillo! Porque en aquel Madrid ochentero donde aterrizó el malagueño más universal después de Pablo Picasso, al que con los años ha interpretado recibiendo excelentes críticas, los euros ni existían. Quiso la suerte que en plena movida madrileña, este joven de penetrantes ojos negros se topara con un tal Pedro Almodóvar, un manchego amante de las artes que probó suerte en la música antes de hacerse famoso como director de cine. Almodóvar ya llevaba unas cuantas películas cuando conoció a Banderas pero su conexión fue tal que juntos formaron el tándem perfecto.

Banderas debutó en el cine de la mano del manchego con 'Matador' (1986) y esa solo fue el primero de los muchos trabajos que han hecho juntos. Después vendrían '¡Átame!', 'Mujeres al borde de un ataque de nervios!'... hasta 'Dolor y gloria', su último trabajo juntos y que ha sido un auténtico éxito en el pasado Festival de Cannes.

Tras el despegue en España, Antonio decidió saltar el charco y hacer las Américas. Era el primero de nuestros actores patrios que se lanzaba a la aventura, con permiso de Sara Montiel que también hizo sus pinitos en el cine americano en los cincuenta. Antonio llegó y besó el santo porque inició una carrera imparable en Estados Unidos, abriendo una estela que luego han seguido Penélope Cruz y Javier Bardem. Ha trabajado con Tom Hanks, Tom Cruise, Anthony Hopkins y hasta la mismísima Angelina Jolie. Tiene todos los premios habidos y por haber, una lista a la que ahora suma la distinción a Mejor Actor en Cannes por su trabajo en ‘Dolor y Gloria’, el último film de ‘Pedroooo’, al que entregó el Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa por 'Todo sobre mi madre' (2000).

Antonio Banderas, Ana Leza y Pedro Almodóvar
Archivo

En el terreno amoroso anda ahora lanzando besos a Nicole Kimpel, con la que no tiene planes de boda, quizá porque no le ha ido muy bien con los ‘sí, quiero’: son ya dos sus divorcios, con Ana Leza (arriba en la foto) y Melanie Griffith, la madre de su hija, Stella del Carmen. Nosotras ‘sí, lo queremos’, sobre todo porque los años le están sentando genial, y más ahora que, tras su infarto, se cuida con tanto mimo. Y es que Antonio, es mucho Antonio y, como los buenos vinos, mejora con los años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad