Pipi Estrada se opera las glándulas mamarias

En su cruzada contra el paso del tiempo, el periodista deportivo se somete a una cirugía estética para quitarse la grasa del abdomen, los blancos y.... ¡los pechos! Se va a quedar hecho un figurín.

El ex de Terelu Campos, Pipi Estrada, ha iniciado su particular "reto contra el paso del tiempo", como lo define él, y no solo quiere quitarse años de encima, sino kilos también. Quiere volver a ser el de antaño, aquel que lucía cuerpo serrano y que se llevaba a las féminas de calle, y ahora, a los 65, los años no perdonan y la grasa, tampoco. En definitiva, Pipi quiere deshacerse de la grasa que le sobra de su cuerpo y que en algunas zonas es más que evidente. Sin embargo, en lugar de hacer régimen y machacarse en un gimnasio, como el resto de mortales, el periodista deportivo se ha decantado por la vía más rápida: pasar por quirófano, porque como él mismo cuenta en su cuenta de Instagram: "Lo que no puede la naturaleza, ahora lo hace la ciencia".

Pipi Estrada en la puerta del quirófano
Agencias

Para lucir 'pecho palomo' este verano, el colaborador de 'El Chiringuito de Jugones' (La Sexta) ha pasado por el quirófano en la madrileña clínica CEME, y sabemos exactamente qué se ha hecho: quitarse la grasa sobrante del abdomen y de los flancos. Y, una vez metidos en faena, aprovechar para hacerse una reducción de pechos. ¡Cómo lo estás leyendo!

Parece ser que Pipi siempre ha tenido un problema con ellos: "Yo soy un poco de glándula mamaria y con los años esa zona se va cayendo y no me gusta”, aseguró el periodista deportivo, que se confiesa un hombre muy coqueto. ¿Se reviere a esos abultamientos y a la curva de la felicidad que se puede apreciar en esta foto en la que se ve a Pipi jugando al fútbol? Es más que evidente su prominente pecho y la tradicional barriga que suele aparecer en algunos hombres a partir de cierta edad, sobre todo, si no se cuidan un poco.

Exactamente, lo que se ha hecho el periodista deportivo es una lipováser, en abdomen y flacos, y una ginecomastia, ideal para eliminar exceso de volumen en la mama masculina. Se absorbe la grasa del pecho y "así quedará pegadito al cuerpo de una forma maravillosa", explica él en su Instagram.

La broma estética ronda los 3000 euros y Pipi está feliz y totalmente convencido de que la intervención merecerá la pena "porque va a quedar muy bien". En cualquier caso, tendremos que esperar unos cuantos días para ver los resultados de la operación y así poder juzgar si ha merecido la pena y Estrada ha quedado hecho un figurín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad