Irma Soriano y Loles León: máxima tensión en su primer encuentro

La actriz ha mandado callar a la periodista que rápidamente se ha enfrentado a ella. Rosa Benito y Belinda Washington han ojeado la escena desde el otro lado de la mesa cortando la tensión con un cuchillo.

Irma Soriano y Loles Leon
cuatro

Todos conocemos que el temperamento de Loles León salta a la mínima de cambio. La actriz es muy divertida y agradable... hasta que la hartan. Y eso es lo que ha conseguido hacer Irma Soriano tan solo en la primera cena que han compartido juntas en 'Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition'. ¡Y todo por un hojaldre! Ambas han tenido desde ese momento una tensión máxima que no ha parado en ningún momento, ni siquiera al inicio pues desde el principio se han estado lanzando pullas que no han pasado desapercibidas para el resto de sus compañeras: Belinda Washington y Rosa Benito.

Loles Leon
Cuatro

Todo comenzó con un hojaldre. Rosa Benito hizo un postre con hojaldre y cabello de ángel, y los confundió. Empezó diciendo que en el huerto de su hija Chayo crecía el hojaldre, que era como una especie de calabaza que cocías, le quitabas las pepitas... todo lo que es el cabello de ángel, vaya. "Que no, que eso es el cabello de ángel", le decían sus amigas. "¡Te apuesto una cena a que te estás confundiendo!", le dijo Belinda Washington. Como Rosa Benito no salía de su error Irma fue directa a por el móvil a buscarlo en Google, momento en el que la ex de Amador Mohedano rectificaba. "Me debes una cena", reía Belinda. Pero Irma no daba el asunto por zanjado.

Cuando se sentó, cogió el móvil, buscó y leyó toda la definición de hojaldre, lo que a Loles no le gustó mucho y se empezó a aburrir rápidamente de la conversación. "Calla", le decía por lo bajo sin que la periodista escuchara nada. "Cállate", le repetía esta vez más intensamente. "Que te calles", le volvía a decir ante el caso omiso de Irma. "No sé qué parte de la frase no entiendes: cállate", le decía seriamente Loles cuando la periodista levantó la cabeza del móvil y la miró fijamente: "ninguna. No entiendo ninguna", respondía Irma muy altiva. El silencio se hizo en la mesa.

Un enfrentamiento que heló la mesa

"Ninguna, ya lo veo, no paras", decía Loles insistiendo en que su compañera de mesa dejara de hablar. Ahí la edición del programa debió de meter un corte ya que directamente Irma Soriano contesta: "Es verdad, es verdad todo lo que has dicho: es el Evangelio". Algo que tampoco zanjó la discusión: "Ya veremos si es el Evangelio para ti, que lo mismo tampoco entiendes el Evangelio". Uy.... esas palabras no gustaron nada a Irma. "Hasta ahí sí, reina". "Bueno, lo veremos mañana si te callas. Si te callas pues ya está", zanjaba la actriz dejando ella la última palabra sobre la mesa.

La tensión era tal que ni evaluando el polémico postre se podía cortar. Rosa Benito preguntó las opiniones a sus comensales e Irma puntualizó que el potre estaba muy bueno antes de dar la palabra a Loles León: "pues muy rico", le contestaba su compañera de mesa. Y es que el hojaldre, el cabello de ángel y la fresa no habían sido capaces de reducir la tensión ni lo más mínimo. ¿Seguirá en la próxima semana?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad