Ana Obregón explica lo peor de la enfermedad de su hijo: ''Álex me ha dado toda una lección de vida''

La polifacética artista ha sido la protagonista de la última entrega de 'Lazos de sangre', programa de TVE en el que ha hecho un repaso por los momentos más importantes de su vida.

Ana Obregón explica lo peor de la enfermedad de su hijo
TVE

Ana Obregón ha sido la protagonista absoluta de la última entrega de ‘Lazos de sangre’, el programa de TVE en el que se hace un repaso por la trayectoria vital de una saga famosa en el mundo del corazón. Aparte de recordar sus trabajos en cine y televisión o sus comentados romances, la actriz se puso seria para hablar del varapalo más grande que le ha dado la vida: la enfermedad de su hijo Álex. Cabe recordar que el único descendiente de Obregón, fruto de su relación con Alessandro Lequio, lleva dos años luchando contra un tumor del que parece estar completamente recuperado. “Yo ahora, a toro pasado, todavía no sé cómo he sido capaz”, indicaba Ana mirando a cámara.

Ana Obregón explica lo peor de la enfermedad de su hijo
TVE

Es el momento en el que se te cae la vida. Se te cae el cielo encima. Se hace oscuro. Yo estaba sola con él”, remarcó en varias ocasiones durante el reportaje, recordando que Alessandro Lequio no estuvo presente en muchos momentos de su hospitalización en Estados Unidos. “Pero bueno, mi derrumbe duró desde las 2 la mañana hasta las 8 que llegó mi madre… Y allí para adelante. Me propuse una misión: salvar a mi hijo”, rememoró.

Recuerdo especialmente seis meses muy duros. 90 días de hospital, sesiones de quimio de 10 horas, tres días seguidos… y yo sola. Y en una ciudad que es una locura”, dijo en relación al tratamiento que Álex siguió en Nueva York. “Ahora que todo está bien puedo decir que he llorado más de felicidad ahora que de dolor cuando me dijeron lo que tenía […] Cuando te pasa algo así, no hay que hacer victimismo, ni drama sobre el drama. Es algo muy grave, pero tienes que pensar... ‘De aquí se sale, me cueste lo que me cueste’”.

Ana Obregón explica lo peor de la enfermedad de su hijo
TVE

Todos los millones de personas que me han visto por televisión, en cine… Son los que han hecho posible que yo pudiera pagar el tratamiento de mi hijo. Todas esas personas le han salvado la vida… Álex me ha dado toda una lección de vida”, sentenció la polifacética artista.

Hace dieciséis meses, Álex Lequio sufrió unos fuertes dolores de espalda que le llevaron a ponerse en manos de distintos médicos. La conclusión derivó en el peor de los diagnósticos: sufría cáncer. En ese momento, y con 25 años, comenzó una dura batalla. El empresario y su madre se trasladaron a EE.UU. para comenzar el tratamiento y regresaron hace unos meses para continuar una nueva fase de la cura en España. El joven, recuperado, ha vuelto al trabajo como socio de la empresa de marketing ‘Polar’.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad