Katy Perry, culpable de un delito de plagio

La cantante ha tenido que declarar este jueves tras haber sido demandada, junto a los demás compositores de su canción 'Dark Horse', por plagio. ¿Conseguirá salvar la millonaria demanda?

Katy Perry, con traje verde menta, ante le juez acusada de plagio
Gtres

A Katy Perry se le complica la vida, y es que, a pesar de que acaba de sacar nuevo single (que lo está petando, ojo) y de vivir libremente y feliz su relación con Orlando Bloom (hasta hace bien poco en Mallorca, disfrutando del sol español), ¡ahora ha sido declarada culpable por un juez tras ser acusada de plagio! La cantante estadounidense publicó en febrero de 2014 su single 'Dark Horse', un temazo que ha alcanzado niveles estratosféricos con más de 2.000 millones de visitas en YouTube... pero otro cantante se pispó de que la canción se parecía mucho, quizá demasiado, a una suya... y la ha liado parda para demandarla a ella y a los compositores del tema por plagio.

Katy Perry con traje verde menta ante el juez acusada de plagio
Gtres

Según alegó la defensa del rapero cristiano Flame (cuyo nombre real es Marcus Gray), el ritmo de la canción es claramente calcado a su tema 'Joyful noise', y aunque los abogados de la Perry dijeron que ni hablar, que no tenían nada que ver (aportaron incluso un informe de un musicólogo experto para certificarlo), y que ni siquiera habían oído hablar ni de la canción ni del rapero, lo cierto es que la cosa se les ha torcido, porque ya el año pasado la jueza Christina Snyder fue rotunda cuando dijo lo siguiente...

"Han demostrado como una cuestión de hecho el acceso a la pieza musical porque 'Joyful Noise' alcanzó un éxito crítico, incluida una nominación al Grammy y estuvo fácilmente disponible y fue visto millones de veces en YouTube y MySpace", además de Spotify. Vamos, que la jueza fue tan lista que admitió como prueba los centenares de miles de visitas que acumulaba 'Joyful noise' para certificar su éxito, y no valió de nada que los acusados dijeran que no sabían nada del señor Flame... así que este último juez, después de que incluso se sacara a relucir el pasado cristiano de Perry para justificar que conocía perfectamente la canción -aunque ella dijo que sólo escuchaba música secular por aquel entonces-, ha visto que hay un claro plagio ¡y la ha declarado culpable!

De hecho, en YouTube ya existen varios vídeos en los que, ajustando las canciones, algunos dicen que existe mucho parecido... y otros nada. ¿Tú qué opinas?

El que también está acusado por plagio es el conocido productor Dr. Luke, que tantos vaivenes ha sufrido últimamente tras el escándalo del que le acusó la cantante Kesha, y es que no es la primera vez que éste tiene problemas por plagio... y estamos seguros de que el rapero Flame, ahora que tiene que está pendiente de que el juez fije la indemnización, va a pedir unos cuantos millones... y no serán pocos teniendo en cuenta la explotación que se ha hecho de la canción en estos último años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad