Aída Nízar ya no adora su vida: a punto de matarse en el coche por varias imprudencias

La ex gran hermana dice adorar su vida, pero viendo cómo conduce estamos seguros de que mucho apego no le tiene: así se ha dejado ver, con el cinturón mal puesto, a toda velocidad y bailando al volante sin las manos en él. ¡Se le va a caer el pelo!

Aída Nízar comete imprudencias conduciendo y lo publica en Instagram
Aída NízarInstagram

Lo que es la vida: hace justo un año os estábamos contando que Aída Nízar se había pegado un piñazo para recordar (recordar nosotros, porque ella seguro que desea olvidarlo) con una moto por las calles de Roma... y hoy venimos a contaros otra imprudencia más de la ex gran hermana más polémica, pero esta vez en Madrid y con un coche, y es que era la propia Aída la que compartía en sus redes sociales, sin cortarse un pelo, cómo conducía de lo más contentilla por el centro de la capital, a toda velocidad y hasta soltando las manos del volante... pero no es lo único, aunque todo eso ya sería suficiente para empapelarla.

Aída NízarInstagram

Como es lógico, si con una mano grababa, con la otra debería sujetar el volante... pero en algunas ocasiones se la puede ver haciendo aspavientos mientras mira a cámara... ¡y quitando hasta la vista de la carretera durante varios segundos seguidos! Todo ello, claro, mientras grita a los cuatro viento lo que adora su vida... pero parece que no la adora tanto, sobre todo teniendo en cuenta que lleva el cinturón de seguridad por debajo del pecho y de la axila, lo que a todas luces es ilegal.

Aída NízarInstagram

Vamos, que Aída se la ha jugado muchísimo poniendo su vida en peligro y la de los demás, y es que, en caso de perder el control del coche o tener algún susto al volante, estaría claro que la culpable ha sido ella. No en vano desde 'Cazamariposas' afirman incluso haber puesto las imágenes en conocimiento de la Policía... ¡Se le va a caer el pelo! ¿Y lo mejor de todo? Que le hace publicidad en sus redes sociales a una empresa de alquiler de coches. Si fuéramos nosotros ¡no le dejábamos ni uno más!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad