El cambio de Rosalía: así ha sido su camaleónica transformación

A la cantante catalana le encanta transformarse a través de la moda y la belleza, pero ella lo ha llevado a otro nivel y ha hecho cotidianos los volantes, las cejas de colores y las uñas imposibles

Si Rosalía es algo, además de una gran cantante, es camaleónica. La artista catalana ha sabido explotar la moda a su gusto y parecer para crear una imagen etérea de sí misma pero, a la vez, pisando de lo más fuerte: aunque tiene precursoras como Lady Gaga, Madonna, Cher o Mónica Naranjo -como veis, también tenemos 'excéntricas patrias'-, ella ha sido la que ha conseguido convertir lo imposible en cotidiano, como los volantes, los colores estridentes, las cejas rosas o, por supuesto, su seña de identidad: las uñas kilométricas cargadas de bisutería.

Sin embargo, a la cantante no se le compra por los looks recargados: cuando se tiene que plantar un vestidazo, también lo hace, como en la última gala de los Goya, o un traje de chaqueta y pantalón, como en una fiesta ofrecida por Yves Saint Laurent tras ofrecer su imagen para uno de sus labiales más icónicos. Eso sí, a ella lo que le gusta es un buen chandalismo: no hubo más que verla en el festival de Coachella de este 2019 con uno con pelo de Louis Vuitton, o en Glastonbury, con otro con estampado de lo más psicodélico.

Fan de las pieles (aunque le han dado por todas partes por ello), a la artista del momento no se le acaba la originalidad: cada vez que cambia de uñas, el mundo entero se para, y no deja indiferente: desde perlas hasta piedras semipreciosas, pasando incluso por pompones de colores. Vamos, que las manicuristas, desde que Rosalía ha puesto de moda las 'uñas de Divine', como ella misma canta en su tema 'Aute Cuture', tienen trabajo...

View this post on Instagram

💜💜💜💜💜💜💜💜💜

A post shared by ROSALÍA (@rosalia.vt) on

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad