La prohibición de Kim Kardashian a su hija: se acabó usar maquillaje

La multimillonaria empresaria le ha tenido que esconder los cosméticos a su pequeña... y todo porque el asunto le ha traído algunos "problemillas" con el padre de la criatura...

Kim Kardashian enfadada GIF
Tenor

Las personas que tengan hijos sabrán que ser madre o padre no es una tarea fácil, y más cuando toca ser 'el poli malo'. Castigar o prohibir a nuestros pequeños es algo que ojalá no tuviéramos que hacer, pero la vida es así, no la he inventado yo. De hecho, ser una famosa internacional multimillonaria no te quita de ese tipo de responsabilidades, y además ser Kim Kardashian tampoco. Sus cuatro hijos también le quitan el sueño de vez en cuando y le hacen discutir con su pareja... y ahora nos hemos enterado de que la última discusión gorda que han tenido Kim y Kanye West ha sido por North, su hija mayor.

View this post on Instagram

My little LOL Doll! ❤️

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

A pesar de que North, a sus 6 años, ya es toda una influencer y una trend-setter, a su padre le ha dado lo mismo a la hora de prohibirle que use cosméticos, y es que la niña, a tan corta edad, ya lleva labiales y eyeliners que ya nos gustaría a muchas. ¿Pero cómo le dices a la hija de una empresaria que ha hecho la mitad de su fortuna gracias a su marca de maquillaje (KKW Beauty)... QUE NO SE PONGA MAQUILLAJE? ¡Eso es muy duro, Kanye!

View this post on Instagram

My cutie 💥⚡️💥

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Pues nada, la propia Kim ha sido la que ha contado al medio estadounidense 'E! News' que el 'no' de Kanye es rotundo, y que no hay maquillaje para una niña tan pequeña. Y s'acaba0. Y es que, al parecer, este tema les ha traído alguna que otra bronca en casa y, como no hay consenso, ha prevalecido la prohibición. Eso sí, la pequeña sólo lo tiene prohibido fuera de casa, así que dentro podrá seguir haciendo de las suyas, como acostumbra...

Kim sigue arrasando

Al menos, en casa de Kim y kanye, el dinero no es un problema, para su suerte: la socialité sigue cosechando éxitos con sus ideas millonarias, y ahora, de una cosa tan sencilla como vender fajas (de su marca Skims), ha conseguido embolsarse ni más ni menos que 2 millones de dólares, además de agotar existencias, claro. Y es que es como el Rey Midas: cosa que toca, ¡cosa que se convierte en oro!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad