Qué complejo llevó a Violeta a una operación estética

La forma de sus pechos la hacía imposible el hecho de quitarse el sujetador delante de sus parejas. Operarse fue el inicio de su cambio de vida.

Violeta Mangriñan
Mtmad

Sin ningún tipo de edulcorante ni tapujos, Violeta Miñagrán se ha puesto manos a la obra y ha hablado de su operación estética: su aumento de pecho. Y es que el motivo no fue otro que un gran complejo por la forma de sus pechos, calificados como ‘tuberosos’, es decir, aquello que no tienen una forma redonda sino alargada en punta. Esto ha hecho que la ex de 'MyHyV' tuviera un gran complejo toda su vida, desde el instituto, donde tenía amigas “todas muy tetonas”. Incluso con sus primeras relaciones “no me quitaba nunca el sujetador porque estaba muy acomplejada”, el mismo motivo por el que no se ponía en bikini en la playa o la piscina ya que, a pesar de llevar puesta la parte superior del traje de baño, se notaba la forma que tan poco le gustaba a Violeta.

Violeta Mangriñán en ropa interior
Violeta MangriñánInstagram

Además ha aprovechado para alertar a quienes se quieran operar de que sus parejas deben apoyarlas y no como hizo uno de sus novios. “A él le gustaban las tías que se habían operado del pecho, y les daba like en Instagram a fotos de mujeres operadas. Pero cuando su novia le dijo que se quería operar del pecho le dijo que era una guarra que solo lo hacía para que otros tíos se fijaran en ella. Así es como me apoyo psicológicamente para que pasara por esta operación”, explicaba Violeta de forma irónica. “Lo digo para que sepáis qué es lo que no tenéis que aguantar en una relación”.

Precisamente, terminar esta relación la hizo estar muy baja de autoestima y querer dar el paso para sentirse mejor con su cuerpo. En ese momento se informó de todos los pasos hablando con varias clínicas y mujeres operadas. “El postoperatorio es de los más horrorosos que hay en cuanto a operaciones estéticas” estando quince días sin poder mover los brazos ni incluso andar al rebotar el pecho. Así, ha destacado en varias ocasiones pidiendo cabeza a todas aquellas que se quieran operar ya que deben estar controladas en todo momento después de la operación.

Eso sí, a pesar de todos los dolores y todo lo mal que lo pasó, ha recordado que después de volver de las vacaciones que se pidió para operarse, pidió una excedencia en la tienda donde trabajaba para entrar en 'MyHyV' “y a día de hoy soy Ultravioleta”. Su particular versión de Sin senos no hay paraíso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad