Justin Bieber se marca un 'Frank de la Jungla'

El cantante se pasea por Los Ángeles en un cochazo, con su perrito Oscar y con... del remate su estilismo mejor no te desvelamos nada aún, no vaya a ser que salgas corriendo antes de leer esto.



    Vale que seas un cantante de éxito internacional, que te hayas casado con una mujer para quitarse el sombrero, que hayas decidido sacar una línea de ropa y (sorprendentemente) lo petes con ella, pero lo sentimos Justin, no podemos aplaudir todo lo que haces por muy bien que nos caigas. Y es que la última ocurrencia del marido de Justin Bieber nos ha dejado, literalmente, con la boca abierta. Cierto es que el estilo del canadiense no es para tirar cohetes, pero si a sus pintillas habituales más que cuestionables le unes un dudoso gusto a la hora de vestir sus pies, el resultado es de 'mátame camión'.

    Justin Bieber
    Gtres

    El caso es que a Justin Bieber ahora le ha dado por pasearse por Los Ángeles con sus pies enfundados en unas crocs, los míticos zuecos de goma agujereados y abiertos en el talón con los que Frank Cuesta se ha paseado por las selvas de medio mundo.

    Justin Bieber
    Gtres

    La cosa no sería tan grave sino fuera porque, al margen del color rosa, el cantante ha decidido tunear las crocs con pegatinas con relieve o chapas (no nos atrevemos a adivinarlo) de lo más variopintas. Que si un corazoncito con ojos, el logo de Nike, un dibujo del logo de Porsche... Lo mismo tunea un coche de lujo que unas zapatillas.

    Justin Bieber con su perro Oscar
    Gtres

    Y así con sus pinreles de lo más cómodos dentro de las crocs tuneadas, Justin se puso a jugar con Oscar, el perrito que adoptó junto a Hailey Baldwin hace casi un año. Pero aquí no acaban todos los detalles estilísticos de la última aparición de cantante porque el animal va vestido con un jersey perruno que lleva el logo de 'Drew', la marca de ropa de Bieber.

    Coche Justin Bieber
    Gtres

    Pero oye no os dejéis engañar por las pintas de Justin porque no se os debe olvidar que el cantante está montado en el dólar por mucho que, a veces, parezca casi un mendigo. Y es que, antes de enseñarnos sus crocs último modelo, a Justin lo habíamos visto bajarse de un cochazo de lujo, un Lamborghini de los que tanto le gustan. Esta vez se trataba de un modelo de color rosa palo en acabado mate y con la matrícula tapada. ¿Un prototipo, quizás? Además llevaba los cristales tintados por lo que era imposible adivinar si iba Bieber al volante o no...

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad