María José Suárez nos cuenta cómo es su vida en República Dominicana

Miss España 1996 ha regresado a Madrid con su hijo para presentar su segunda colección de vestidos de novia.

María José Suárez vive actualmente en República Dominicana junto a su marido, Jordi Nieto, y su hijo, Elías, de dos años. Pero cada vez que viene a España lo hace con mucha ilusión, porque es aquí donde tiene su negocio de moda. En esta ocasión, María José Suárez ha viajado para presentar su nueva colección de vestidos de novia en su tienda en el barrio de Salamanca de Madrid.

Aprovechamos la presentación para que nos cuente cómo está y cómo es su vida al otro lado del Atlántico.

¿Cómo estás?

Muy bien. Me he traído a Elías porque tenía que adelantar trabajo que requería mi presencia aquí, aunque yo trabajo desde República Dominicana por videoconferencia.

¿En Navidad no vuelves?

Sí, pero son fechas en las que estás más volcada en la familia y no tienes tiempo para trabajar.

Y cuando vienes a España y te dejas al niño allí, ¿no te cuesta?

Mucho. Desde que me monto en el avión, le empiezo a echar de menos. Por eso, esta vez que venía dos semanas me lo he traído. Mientras que yo estoy en Madrid trabajando, está en Sevilla con mi madre.

María José Suárez
Fernando Roi

¿Y cómo se adapta Elías al frío de España?

Pues bien, pero tenía miedo, porque allí está todo el día en bañador. Está encantado aquí porque juega con sus primos, que no les ve.

¿Echas de menos España?

¡Claro que se echa de menos! Yo estoy encantada, no te lo voy a negar, pero llega un momento que todo cansa. Y más cuando en mayo monté esta tienda con mucha ilusión y casi no he venido. Me gustaría organizarme de otra manera.

¿Y cómo lo vas a hacer?

Lo tengo que negociar con mi marido para estar más tiempo aquí.

¿Pero todavía no lo habéis hablado ni tienes pensado cuándo os venís aquí definitivamente?

No, porque Jordi tiene muchos proyectos y trabajo allí. Él trabaja por Latinoamérica y está todas las semanas viajando y no son las mismas horas de vuelo desde aquí que desde allí. Él siempre dice que ya ha vivido esa experiencia con su anterior matrimonio y no quiere volver a vivirla.

¿Cómo es tu día a día allí?

Me levanto a las seis de la mañana, que ya hace sol. Y arranco a trabajar porque aquí son las once o doce. Y luego a las ocho llevo al niño a la guardería.

¿Tu familia va?

Sí, mi madre ha estado allí casi dos meses, mis hermanas también y mis amigos han pasado ya todos por casa durante el verano, que aquello parecía un hotel.

Elías ya tiene dos años, ¿os planteáis tener otro hijo?

No me lo planteo porque estoy bien con el trabajo. Y me siento con más libertad de movimiento. Si estuviera aquí sería otra cosa. A Eva González le digo: “Ya estamos viendo la luz al final del túnel”. Porque ya podemos hacer vida y podemos dejar a los niños con las abuelas... Si estuviera aquí no me lo hubiera ni planteado y ya tendría otro hijo. Y no sabes lo que es hacer los vuelos con un niño, no quiero imaginar lo que sería con dos.

Y con todas las maletas que llevas.

Imagínate, y ahora además con un perrito.

¿Queréis que Elías estudie allí?

Sí, el año que viene ya empieza el colegio allí.

Podemos decir que el balance de tu matrimonio es bueno.

Sí, pero como en todos los matrimonios hay momentos fáciles y otros malos.

Estamos ya casi en Navidad. Jordi y tú os conocisteis gracias a José Luis Moreno cuando presentabas la gala de Fin de Año. ¿Echas de menos esas galas?

La verdad es que sí echo de menos ese trabajo.

¿Qué le pides al 2020?

Salud, porque este año ha sido muy difícil por el fallecimiento de mi padre. Van a ser unas navidades atípicas y quiero que pasen rápido.

Todo el día al sol

En enero hará un año que María José decidió irse a vivir con su marido y su hijo a República Dominicana. La Miss España 1996 dice que se ha adaptado muy bien, pero que ya empieza a echar de menos nuestro país.

View this post on Instagram

La vió agotada y estresada por las obligaciones del día a día y le preguntó: ¿a que edad se deja de ser feliz? Se sentó junto a él y recapacitó, cogió su mano y comenzó a hablarle con el corazón: Cuando era como tú mi abuela me llevaba al campo a respirar aire puro, sentía la felicidad. La primera vez que volé en un avión sentí que la que volaba era yo, y fui muy feliz. El día que descubrí el amor fui tan feliz con un solo beso, que creí que podía estallarme el pecho de dicha (...) A los 20 conseguí un sueño y en la cara de orgullo de mis padres entendí que la felicidad es, sobre todo, ver feliz a los que te quieren. A los 25 recorrí todas las discotecas con mis amigas y encontré en cada risa junto a ellas, la felicidad de sentirme acompañada y querida. A los 35 sentí un cosquilleo en la tripa desayunando con mi madre una mañana de domingo y me dí cuenta de que la felicidad era, también, vivir en paz. (...) A partir de los 35 se casaron varios de mis mejores amigos, y pude estar, abrazarlos y acompañarlos en la celebración del amor; entendí que la felicidad es mejor y más intensa cuando se comparte. A los 42 llegaste tú, y pese al dolor inexplicable de sentir que mis entrañas se rompían por dentro, tenerte en brazos fue el regalo de mi vida y la mayor sensación de éxtasis. (...) Estar aquí, contigo,ahora, pudiéndote contar todo esto, me hace inmensamente feliz. Perdona a los adultos, a veces vamos tan rápido que se nos olvida demostrar lo importante. Adaptación del texto de @julitaerre gracias por ser siempre inspiración.

A post shared by mariajosesuarezoficial (@mariajosesuarezoficial) on

La modelo se casó con Jordi en agosto de 2018, un año antes nació su hijo. Su relación había comenzado tres años antes, cuando José Luis Moreno les presentó mientras que ella grababa la gala para Telecinco de Fin de Año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad