Natalia de Molina cree que Mario Casas debería estar nominado a los Goya

A la actriz le hubiera gustado que, a su compañero de reparto, también se le reconociese el esfuerzo.

Natalia de Molina se ha convertido en una de las grandes embajadoras de la provincia jiennense gracias a su talento tras la cámara. Con su película Adiós, la actriz luchará por el Goya en la categoría de Mejor Actriz, cuya nominación comparte con su compañera Mona Martínez, también parte del elenco de la película. Las otras dos candidatas son Julieta Serrano, por Dolor y Gloria y Nathalie Poza, por Mientras dure la Guerra.

Natalia de Molina nominada para los Goya
gtres

La actriz aún no se cree la nominación y asegura estar muy emocionada. "Me alegro mucho de que hayan valorado el trabajo, porque ha sido muy difícil el personaje de Triana", contaba la actriz. También ha querido hacerle un gesto a su compañero de reparto Mario Casas. "Me hubiera gustado que también se le reconociera el trabajo a Mario. Creo que es lo mejor que ha hecho nunca y hubiera sido bonito también un relevo generacional".

View this post on Instagram

Sin fusiles ni veneno. #AdiósLaPelícula

A post shared by Natalia de Molina (@nataliademolina) on

La trama, por la que ha sido nominada Natalia, se desarrolla en Sevilla. Mario Casas es un convicto que comienza a disfrutar de su libertad durante los fines de semana, después de pasar años en la cárcel. Tras la muerte accidental de su hija pequeña, Juan acudirá a su brutal familia, apodados Los Santos, para aclarar lo ocurrido y ejercer su propia justicia. Natalia hace de la mujer de Mario Casas, conocida como Trini. La actriz describió la experiencia como "dura", ya que las circunstancias que comparten sus personajes son algo traumáticas, una gran carga emocional que les ha llegado a dejar "agujetas emocionales".



Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad