Beyoncé desvela qué le hizo cambiar su forma de vivir

La cantante ha concedido su entrevista más sincera y profunda donde ha querido confesar qué le ocurrió para cambiar su forma de pensar.

Beyoncé en la 'premiere' de 'El Rey León'
Gtres

Beyoncé sabe lo que es el éxito. Lo que es estar en la cima del mundo de la música con sus canciones y lo que es que todo el mundo te conozca por tu trabajo. Pero también sabe lo que es el dolor y la pérdida de un bebé muy deseado. La cantante se ha sincerado sobre sus sentimientos en una amplia entrevista concedida a la revista 'Elle' en la que contestó a las preguntas que sus seguidores le habían formulado a través de las redes sociales y donde abrió su corazón como nunca.

Con 38 años, la cantante ha confesado que conoce realmente lo que es el éxito y que, debido a un grave problema que ha sufrido, no lo relaciona para nada con llegar a la cima de su carrera a nivel mundial. “Comencé a buscar un significado más profundo cuando la vida comenzó a enseñarme lecciones que no sabía que necesitaba. El éxito me parece diferente ahora”, contesta a un internauta. ¿Y qué es lo que le ocurrió para pensar así? Una serie de abortos espontáneos que le hicieron perder a dos bebés que esperaba. “Aprendí que el dolor y la pérdida era un regalo. Esos abortos me enseñaron que tenía que aprender a cuidar de mí misma antes de ser madre de otra persona”, reflexiona.

Su marido, Jay-Z hizo mención a estos problemas en 2012 en su canción 'Glory' y ella lo habló en el documental de HBO de 2013, 'Life is but a dream'. Pero no había sido hasta ahora que la propia Beyoncé se había atrevido a dar detalles sobre algo tan personal y que le ha afectado tanto a su forma de madurar y ver la vida. “Tuve a Blue y la búsqueda de mi yo interior fue mucho más profunda. Morí y renací de la relación conmigo misma. Ser ‘la número uno’ ya no era mi prioridad. Mi verdadera victoria ha sido crear arte y un legado que vivirá mucho más allá de mí. Eso es muy gratificante”.

Pero el camino no ha sido fácil. Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la familia ha sido “lo más estresante” para ella ya que quiere pasar el máximo tiempo posible con sus pequeños sin que su vida profesional se vea limitada. “Me aseguro estar presente para mis hijos: dejar a Blue en el colegio, llevar a Rumi y a Sir a sus actividades, tener tiempo para mis momentos con mi esposo y llegar a tiempo a casa para cenar en familia, todo mientras dirijo una empresa puede ser desafiante. Hacer malabares con todos esos roles puede ser estresante, pero creo que es la vida para cualquier madre trabajadora”.

Un cambio físico y psicológico

Además, Beyoncé ha asegurado que sus hijos no solo le han traído un cambio a la hora de ver la vida, sino también de verse a sí misma, y es que se siente mucho más femenina tras los cambios que ha sufrido su cuerpo de lo que se sentía antes. “Si alguien me dijera hace 15 años que mi cuerpo sufriría tantos cambios y fluctuaciones, y que me sentiría más femenina y segura con mis curvas, no lo habría creído. Pero los niños y la madurez me han enseñado a valorarme más allá de mi apariencia física y a comprender que soy más que suficiente sin importar en qué etapa de la vida me encuentre”.

Por otra parte, y hablando de hijos, la cantante confesó cuál es la pregunta que más odia que le hagan: si está embarazada de nuevo. “¡Sal de mis ovarios!”, contesta mentalmente antes de decir nada. Y es que, la norteamericana tiene muy claro que su familia es cosa suya y de su marido y que nadie más va a influir en los planes que ambos tienen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad