Gonzalo y Susana ponen a prueba sus seis años de amor

La pareja, que se conoció en 'GH 14', acude al nuevo reallity para devolver al chispa del principio a su relación. "Me hace falta echarla de menos", asegura Gonzalo.

Susana y Gonzalo la isla de las tentaciones
Telecinco

Susana Molina y Gonzalo Montoya han querido volver a las pantallas de Mediaset después de seis años. Tras conocerse en la casa de 'Gran Hermano 14', la pareja vuelve a un reality de Telecinco para poner a prueba la fidelidad de cada uno de ellos en el nuevo programa de la cadena, 'La isla de las tentaciones'. Ambos irán de viaje a un lugar en el que chicos y chicas de todos los gustos les pondrán a prueba tentándoles para ser infieles a su pareja, algo que ya han adelantado que ninguno de los dos perdonaría.

En una entrevista previa, Susana ha recordado que ella fue quien se mudó a Sevilla y quien se acopló a la rutina de su pareja. "Yo dejé mi vida por Gonzalo, totalmente", considera. Algo que no fue nada fácil porque él mantenía sus planes y su vida día a día mientras que ella se limitaba a acompañarlo. "Fue duro al principio, ella era como mi Pikachu, todo el día detrás mía", recordaba Gonzalo.

Susana y Gonzalo la isla de las tentaciones
Telecinco

¿Y por qué se prestan a esto? Muy sencillo: "queremos recuperar la pasión que teníamos al principio". No sabemos si esto ayudará o no, pero por lo menos pondrá a prueba si estos seis años de relación han valido para crear un vínculo tan fuerte que ninguna tercera persona pueda romperlo. Lo que sí está claro es que van a dar mucho juego. Los dos se han confesado ser "celosos" aunque, según Susana, son formas distintas de serlo ya que a ella una simple mirada puede significar mucho más que un gesto o un mensaje. También es cierto que depende de qué mirada y de qué mensaje podríamos estar todas de acuerdo.

Además, Susana ya ha advertido que los comentarios sobre otras chicas le van a molestar y que es "súper vengativa" lo que hará que si ve que Gonzalo está tonteando con otra chica, se la devolverá "al 100%".

Ahora, se someten a esta prueba por un lado, para confirmar si han sido o no fieles al cien por cien en este tiempo, y por el otro, para volver a sentir la chispa. "Me hace falta echarla de menos. Estamos todo el día juntos... Me hace falta volver a sentir lo que sentíamos antes", añadía Gonzalo. Veremos si este experimento funciona o finalmente les explota en la cara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo