Badía y Maestro Joao desvelan su secreto mejor guardado en el sexo

La ya ex pareja sigue teniendo muy buen rollo. Tanto, que no han dudado en hablar de sus fantasías sexuales...

Pol Badía
Gtres

    Quien más y quien menos, tiene sus manías en lo que se refiere al sexo, y si no que levante la mano quien no haya probado, por calentar un poco e innovar, unas sencillas esposas, una lencería más fina o el ya archiconocido Satisfyer. Sin embargo hay a quienes estas cositas se les quedan un poco cortas, y van un paso más allá. No nos vamos a poner gráficos porque en gustos sexuales existen tantos morbos como personas, aunque una pareja famosa ya ha aireado los suyos... y no nos ha podido parecer mejor (ni más gracioso).

    Pol Badía y el Maestro Joao en 'El tiempo del descuento' hablan de sus secretos sexuales y disfraces
    Mediaset

    Más que pareja, Maestro Joao y Pol Badía, nuestros protagonistas de la historia, son ya, para tristeza de muchos, expareja, pero eso no ha impedido que ambos se lleven bien tras romper en la Casa de 'GH VIP 7'. De hecho, tal es el buen rollo que en su reencuentro en 'El tiempo del descuento' no dudaron en airear, más Pol que Joao, sus secretillos sexuales... que pasan por disfrazarse y así darle un toque 'picantón' al encuentro.

    Pol Badía y el Maestro Joao en 'El tiempo del descuento' hablan de sus secretos sexuales y disfraces
    Mediaset

    La risa se apoderaba de Jorge Javier Vázquez cuando Pol revelaba que a Joao le gustaba vestirse "de colegiala": "Él se ponía la falda, muy corta, y yo me ponía el traje de luchador, con la máscara también. Y él me quitaba el chaleco y el pantalón". Muerto de vergüenza, y disfrazado de pingüino para la ocasión, Joao intentaba cortarle: "No hace falta que cuentes todo, cariño. Hemos roto. Miente si hace falta. ¿No ves a la gente de la tele?".

    Su relación, en 'punto muerto' por culpa de Alberto Armenteros

    Con una relación en proceso, Joao ha decidido dejar que Pol haga su vida, pero sí ha admitido que hablaría más con él si no fuera por su chico, Alberto: "Yo no hablo más con Pol porque a Alberto le da rabia, igual podría hablar más con él, pero también entiendo que Pol tiene que hacer su vida y conocer a más gente. Tiene que haber una pausa y un distanciamiento para que las cosas vuelvan a su ser".

    Publicidad - Sigue leyendo debajo