El marido de Brooke Shields, todo un chicarrón del norte

Desafiando las bajas temperaturas propias de enero, el productor Chris Henchy sorprendió a su familia presumiendo de calorías... Seguro que la bravuconada le ha costado un resfriado.

Brooke Shields y su marido Chris Hendry
Gtres
  • Brooke Shields y su marido, sin complejos por Nueva York.
  • El productor Chris Henchy desafía al frío y se despelota.

    Que Brooke Shields tuvo una época un tanto díscola y la vimos como Dios la trajo al mundo en la película que la hizo mundialmente famosa, 'El lago azul', pase. Que aquella película la marcó por el resto de su vida, es una verdad que a ella le costó aceptar y reconocer... Pero desde que conoció al guionista y productor Chris Henchy todo cambió. Encontró la estabilidad emocional que tanto buscaba, se casó y tuvieron dos hijas que son el orgullo de la pareja.

    Llevan 18 años casados y son uno de los matrimonios más estables de la industria. ¿Su secreto? Llevar una vida lo más normal posible, si se puede, en una ciudad como Nueva York. Por eso es frecuente ver al matrimonio y a sus hijas adolescentes, Rowan y Grier, por los alrededores de su domicilio, paseando, almorzando... y compartiendo confidencias y ¡hasta desafíos!

    Brooke Shields y Chris Henchy
    Gtres

    Y eso que la máxima de la familia Henchy-Shields es pasar lo más desapercibidos posibles, pero no siempre. El patriarca se pasa dicha regla 'por el arco del triunfo' y ni corto ni perezoso no solo ha querido poner a prueba a 'sus chicas' sino también su propia resistencia física.

    Brooke Shields y Chris Henchy
    Gtres

    El otro día, los cuatro decidieron salir a almorzar fuera de casa, aprovechando que en la Gran Manzana las gélidas temperaturas cedían un pelín y el sol lucía tímidamente. Bien abrigaditos, el matrimonio y sus hijas abandonaron el domicilio familiar.

    No sabemos si Chris se había abrigado en exceso o le dio un golpe de calor pero ni corto ni perezoso empezó a quitarse ropa. Tal vez vio que su 'señora' iba en sandalias desafiando el frío y sus 'niñas' luciendo palmito, que le picó el amor propio y dijo "si ellas pueden, yo también".

    Brooke Shields y Chris Henchy
    Gtres

    Y tanto se quitó que al final se quedó desnudo de cintura para arriba ante la sorprendida mirada de su mujer, que no daba crédito a lo que estaba sucediendo. En pleno mes de enero, con el frío pelón que hace en Nueva York por estas fechas y el productor, a pecho descubierto como si fuera el mismísimo Tarzán.

    Brooke Shields y Chris Henchy
    Gtres

    Hay que reconocer que a sus 55 años, Chris Henchy no está nada mal y todavía puede presumir de pectorales. A juzgar por la mirada divertida de la actriz, ella le ve como un auténtico Adonis. Eso sí, no sabemos si su bravuconada no le habrá costado algún resfriado porque ¿a quién se le ocurre semejante locura?

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Actualidad