Fani y la adicción que espera superar en 'Supervivientes'

La superviviente ha confesado sus miedos y nervios, y uno de ellos es separarse de una de las cosas que más le va a costar 'quitarse': no va a ser fácil, pero no le quedará más remedio que acostumbrarse al 'mono'...

Fani, de 'La isla de las tentaciones', concursante de Supervivientes
Gtres

Irse tres meses a una isla desierta (en el mejor de los casos) es un gran aliciente para llenarse los bolsillos, y es que 'Supervivientes' está la mar de bien pagado. Sin embargo, acostumbrarse a la vida del náufrago no es nada fácil: la falta de comida, las picaduras, los insectos, las horas sin dormir, las pruebas y los nervios ante las nominaciones y expulsiones son un cúmulo de estrés que también hay que tener en cuenta... por no hablar de las adicciones de cada uno, que deben quedarse también en España. Pocos han sido los que las han confesado, pero ha habido una superviviente valiente que lo ha dicho abiertamente...

¿Y de quién se trata? Como no podía ser de otra manera, de Fani. La madrileña, ex participante de 'La isla de las tentaciones', ha revelado que lo que más va a echar de menos es a su hijo y a su chico, Christofer, pero que de las cosas materiales, sin duda, su gran vicio es ¡el móvil! Evidentemente, no se lo puede llevar a Honduras, y aunque crea que lo va a echar de menos, ya le avisamos desde aquí de que con todo lo que hay que hacer en la isla, ni siquiera se va a acordar de él...

Ya hace unos días, en su estreno en MTMad, también confesó que la falta de comida va a ser uno de sus puntos débiles, y especialmente los bocadillos de chorizo, aunque no es lo único, porque parece que tampoco puede vivir sin chocolate ni chuches. A ver cómo consigue quitarse el 'mono' de móvil y azúcar...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Supervivientes