Tamara Gorro pasa de la felicidad por la recuperación de Ezequiel a la tristeza

La influencer debería estar dando saltos de alegría ahora que su marido vuelve a estar junto a ella tras superar el coronavirus. Sin embargo, algo ha empañado su felicidad... ¿Qué le pasa?

      • Tamara Gorro confiesa estar “muy cansada y con sensación de falta de aire”
      • Acababa de anunciar que Ezequiel Garay, ya recuperado del coronavirus, terminaba el aislamiento.



        Tamara Gorro, la reina del positivismo y el buen rollo está triste. La influencer ha confesado al millón y medio de personas que la siguen en su cuenta de Instagram que no se encuentra bien. Una noticia que llega en el que debería ser un momento de alegría ahora que Ezequiel Garay por fin se ha recuperado del coronavirus que lo mantenía aislado desde el 15 de marzo y vuelve a estar al lado de su mujer y sus dos hijos, Shaila y Antonio. Sin embargo, lejos de mostrar esa felicidad, Tamara Gorro pasa por un momento de debilidad que ha preocupado, y mucho, a sus fans. Tanto que la ex tronista ha tenido que explicar el motivo de su tristeza.

        This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

        La noche del domingo comencé a encontrarme mal, ayer no podía tenerme en pie y hoy tampoco. Muy cansada y la sensación de falta de aire, como si tuviera ansiedad” relata Tamara Gorro junto a una foto en la que aparece con un gesto serio muy poco habitual en ella. El síntoma de falta de aire despertaba la alarma entre algunos de sus fans que le indicaran que se tomara la fiebre tras haber estado con un enfermo de coronavirus como su marido.

        Tamara Gorro explica que no se encuentra bien.
        Instagram Tamara Gorro

        La influencer no sabe bien qué le pasa pero sí siente que necesita descansar para volver a su energía habitual. “Quizá el encierro de estos días y toda la situación provocó esa angustia. Ni idea, pero lo que voy hacer es lo siguiente: tranquilizarme, dar el descanso que el cuerpo me pide e ir viendo mi evolución”, explica.

        This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
        This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

        Sólo un día antes, el lunes 30 de marzo, Tamara Gorro compartía la feliz noticia de la recuperación total de Ezequiel, a quien había estado cuidando con todas las precauciones del aislamiento que requería el coronavirus que padecía el futbolista. “A partir de mañana tengo fotógrafo personal. Se llama @ezequielgaray24 y es guapísimo”, contaba la joven explicando que ya no necesitaría más usar el trípode.

        This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

        Los últimos meses están siendo todo un reto para esta #mamamolona que siempre luce sonrisa y no deja de poner al mal tiempo buena cara. Tamara Gorro ha tenido que hacer un gran esfuerzo últimamente para cuidar de los suyos y seguir al pie del cañón con su trabajo como influencer. Quizás todo ese estrés acumulado le esté pasando ahora factura. Recordemos que el 2 de febrero Ezequiel Garay, jugador del Valencia, se lesionaba gravemente la rodilla y tenía que ser operado de urgencia.

        tamara gorro
        instagram

        Mientras su marido aún estaba en el hospital de Gijón, Antoñito, el hijo de la pareja, era ingresado a causa de una neumonía bilateral . Tamara Gorro vivió jornadas muy duras con su pequeño de tan solo dos años hospitalizado y su marido recién operado sin poder ponerse de pie. Y tras el alta de su niño, llegó la noticia del positivo en coronavirus de Ezequiel que debía aislarse y seguir solo con la recuperación de su rodilla. Ella se quedó con él en su casa de Valencia, lejos de sus niños a los que quiso evitar riesgos. Esa distancia de sus hijos también le ha pasado factura. Tamara ha tirado del carro con todo, siempre con una sonrisa y ahora le toca a ella cuidar de sí misma. ¡Mucho ánimo, Tamara!

        This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Actualidad