El actor Nick Cordero acaba con una pierna amputada por complicaciones del coronavirus

El intérprete, de 41 años, fue ingresado el pasado 31 de marzo y, lejos de mejorar, ha llegado a perder una pierna por un trombo

Primer plano del actor Nick Cordero
Nick CorderoInstagram

A pesar de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece más interesado en no dejar caer ni un ápice la economía que en las vidas de los ciudadanos que tiene a su cargo, ya hay miles de personas que han visto sus vidas cambiadas por culpa del coronavirus. Aunque en la mayoría de estadísticas lo único que parecen contar son, tristemente, los fallecidos, esta nueva enfermedad ha dejado a millones de personas en todo el mundo en condiciones deplorables, tanto sociales como económicas, y pese a que muchos no han sobrevivido para contarlo, a otros este virus les ha pasado factura como nunca antes hubieran imaginado, como al actor Nick Cordero.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

El intérprete, a sus 41 años, conocido por sus papeles en la película 'Rock of Ages' o las series 'Blue Bloods' o 'Ley y Orden', tuvo que ser ingresado el pasado 31 de marzo en el hospital Cedars-Sinai tras haber dado positivo en el test del COVID-19 al presentar fuertes síntomas, y tras varias semanas sin contacto alguno con el exterior, ahora ha tenido que ser su mujer, Amanda Kloots, la que ha contado la realidad de lo que está pasando: su marido ha sufrido la amputación de la pierna derecha después de tener complicaciones que le desembocaron en un trombo. Los médicos le habían suministrado anticoagulantes para evitar que fuera a más, pero ante la nula respuesta de los medicamentos, finalmente tuvo que entrar en quirófano para adelantarse a males mayores.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Amanda, aunque contenta de que su marido haya salido bien de la operación y de que poco a poco se vaya recuperando del coronavirus, no puede evitar emocionarse al hablar de cómo lo están llevando: "Todos tratamos de mantenernos positivos y fuertes sabiendo que está en el mejor cuidado. Le echo muchísimo de menos. No me dejan ir de visita, por supuesto, y no puedo hacer nada para ayudarle. Nick también está asustado. Esto ha ido de mal en peor", ha confesado.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada