Fiama se destroza la cara por un tratamiento de belleza hecho en casa

La ex viceversa está como todos: probando tratamientos nuevos en casa para salir radiante de la cuarentena... pero el último le ha dejado el rostro ¡hecho un cuadro!

fiama
Gtres

Esta cuarentena sólo tiene dos salidas: o regular, o fatal, en prácticamente todos los aspectos. Desde luego, no es el plan que teníamos para este 2020, pero ¿qué podemos hacer? Pues, desde luego, intentar llevarlo de la mejor manera posible para no salir hechos un cuadro a la calle (cuando se pueda), y a muchas les está dando por probar cosas que antes, por falta de tiempo y hasta valor no podían. Por ejemplo, a Fiama, ex concursante de 'La isla de las tentaciones', le ha dado por buscar el cutis 10 en el confinamiento... y ha acabado encontrando el cutis -3.

¿A qué nos referimos? Pues que su gozo acabó en un pozo tras una limpieza facial en profundidad. Fiama se hizo con uno de los aparatos más demandados para eliminar los granitos y los puntos negros a través de la succión... y aunque al principio parecía que todo iba divinamente, y hasta se veía la cara mejor, la cosa acabó tal que así:

fiama se destroza la cara con un tratamiento de belleza en casa
FiamaInstagram

A pesar de que estos aparatitos están diseñados para poder usarlos en casa, parece que Fiama no le ha cogido el truco: "Pillé uno que no es el que utilizo normalmente y empecé a succionar. Pensaba que me estaba quitando todas las impurezas genial y parece que me han dado una paliza", dijo antes de añadir: "Esto es lo que hay sin filtro: fatal, porque se me va a empezar a quedar cada vez más morado".

"Da mal rollo", apuntaba, aunque ahora parece que ha encontrado el aliado en el maquillaje para taparlo, aunque piensa pasar unos días sin publicar mucho en redes por la que se ha liado en la cara, y es que probablemente lo que haya pasado es que el utensilio tuviera más fuerza de lo que debería... y eso no es lo peor: si no se utilizan las medidas correctas de higiene, lo que empieza siendo una limpieza termina siendo la expansión de las bacterias que forman los granitos por toda la cara... ¡y eso sí que puede ser un cuadro! Seguro que a la próxima se lo piensa dos veces...

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada