Elle Macpherson convierte la mascarilla sanitaria en... diadema

Con esas fachas nos resulta complicado conocerla, pero sí, es la modelo australiana que salió a comprar con su mascarilla pero tras adquirir unos cafés, decidió darle otro uso. ¿Te gusta el resultado?

elle macpherson con mascarilla sanitaria
Gtres
  • Elle Macpherson no sabe cómo debe usar correctamente la mascarilla.
  • La modelo australiana pasa el confinamiento en Miami.

    Nadie se salva de cumplir con el confinamiento y las normas de seguridad frente al coronavirus, que campea por todo el mundo. Hasta la mismísima Elle Macpherson ha acatado las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias y sin renunciar a sí misma, siempre con un estilismo tan divino, la mascarilla sanitaria se ha convertido en su mejor complemento para salir a la calle. Vamos, que ya es un 'básico' en su armario.

    La modelo australiana está pasando estos días de estado de alarma en Miami por culpa de la pandemia y como todo hijo de vecino, de vez en cuando, se ve obligada a salir para abastecer su frigorífico y mantener ese magnífico cuerpazo que luce a sus 56 años. Por algo la llamaban 'el cuerpo' en sus años de top, que a día de hoy sigue luciendo.

    elle macpherson se quita la mascarilla
    O no se dio cuenta o a Macpherson no le importa comerse el pan pelín quemado. Eso sí, su look blanco impoluto era perfecto.
    Gtres

    Lo cierto es que la australiana se vistió de blanco inmaculado para salir a la calle y acudió a un súper cercano a su domicilio para comprar pan y algún que otro alimento orgánico, del que se confiesa adicta. Y, aunque salió de su coche con la mascarilla sanitaria correctamente puesta, ¡terminó con ella en la cabeza! ¡Y sin guantes!

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Sí, ya sabemos que sólo quería tomarse un café mientras caminaba porque, como todos, está aburrida de estar metida en casa todo el santo día. Pero querida Elle, por muy mona que te estés con ella a modo de diadema en la cabeza…¡la mascarilla no se toca! Y menos si no llevas las manos también protegidas. Es la primera norma de protección para evitar que te contagies con coronavirus. ¿Es que no has tenido tiempo de leerte todas las recomendaciones sanitarias de la OMS? ¡Muy mal, Elle, muy mal!

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada