Carmen Lomana, con el futuro trastocado por el coronavirus

La socialité nos ha hablado de cómo está llevando el confinamiento, de sus primeros amores y de sus proyectos truncados por la crisis sanitaria

carmen lomana con vestido blanco con volante y drapeado en la cintura posando en un photocall
Ana Ruiz / HEARST

Carmen pasa el confinamiento en su casa de Madrid trabajando sin parar, y está destrozada porque el Covid-19 le ha afectado personalmente. Gloria, su chica de servicio de Marbella, que llevaba casi dos décadas con ella acaba de fallecer. Y Carmen ha decidido ayudar en la lucha contra la pandemia donando algunos de los vestidos que tenía en su armario. Nos habla de ello y, además, de su nueva ilusión sentimental y recuerda con nosotros sus primeros amores.

Carmen, has donado parte de tu armario...

Sí, he puesto nueve vestidos en la web de vestiairecollective.com, y todo lo que saquemos irá destinado al hospital de La Paz. Son vestidos buenos, de Armani, Prada o Escada, que me costaron cerca de 5.000 € y salen por 400.

¿Te has planteado cómo será el verano?

No sé, porque mis amigos de Marbella dicen que va a estar casi todo cerrado. Así que, te digo que como no pueda estar tumbada en mi hamaca de Marbella Club, igual hasta vuelvo a hacer topless para animar al personal.

¿En el confinamiento echas de menos a un hombre a tu lado?

¡Qué va! Estoy encantada. Hugo y yo hacemos todos los días videoconferencias y me gusta mucho. ¡Ya cuesta aguantar a alguien en casa que no es tu marido!

Desde que te quedaste viuda, no has metido a un hombre en tu casa.

Novios he tenido, pero vivir con alguien no. No me apetece que dejen el cepillo de dientes y el traje en el armario. El día que empiece a vivir con alguien será para casarme, como las antiguas.

¿Nunca se te ha pasado por la cabeza?

Siempre que se les ha pasado por la cabeza, he salido corriendo. Cuando he roto con mis parejas ha sido porque me reclamaban demasiada atención, y yo quiero hacer mi vida.

¿Recuerdas tu boda con Guillermo?

Sí. Mis padres y mis suegros no pensaban que nos íbamos a casar a los seis meses de relación. Se enteraron por la invitación, aunque mi padre un poco antes por Botín, que le felicitó. Fue una boda íntima y muy romántica.

¿Recuerdas tu primer beso?

¡Claro! Fue un noviete mío, Agustín, que una tarde se lanzó. Yo era muy mojigata y casi creía que me iba a quedar embarazada. Luego estuvimos a punto de casarnos, pero le deje plantado una semana antes. Yo no me quería casar. Fui novia a la fuga.

Su nuevo libro

portada del libro de carmen lomana 'cuestión de actitud'
Imagen cedida

Carmen no ha podido presentar su libro ‘Cuestión de actitud’ debido al Covid-19. En él, nos habla de lo importante que es “mantener la humildad porque por muy poderosos que nos podamos sentir no controlamos la naturaleza”. En él también desvela sus rutinas beauty, aunque “la mejor manera de desafiar al tiempo y ser feliz es la positividad”.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada