Marta López vuelve a pasar por quirófano

La novia de Kiko Matamoros decidía operarse de nuevo tras unos problemas con su intervención anterior. ¡Pobre!

marta lópez Álamo
Marta López ÁlamoInstagram

A pesar de que muchas firmarían a ciegas por tener el cuerpazo de Marta López, lo cierto es que la novia de Kiko Matamoros, aunque parezca impensable, también tiene sus complejos. No es la primera vez que habla, por ejemplo, de sus problemas con la alimentación (ya superados), y esta vez ha querido abrirse sobre sus operaciones. Sus retoques estéticos tampoco son ningún secreto, pero esta vez ha querido pasar por quirófano de una forma más privada... si bien unos vendajes en Instagram hacían saltar las alarmas entre sus seguidores: ¿Qué se había hecho?

La joven, de 23 años, contaba, sin ningún tipo de pudor, que ha pasado por quirófano para operarse el pecho por tercera vez, y todo porque la segunda le ha traído algún que otro problema. Su primera vez, dice, fue "la mejor decisión" que tomó en su vida: ella partía de una talla 75, que es poco pecho para ella, que es tan delgada, no estaba mal. Sin embargo, le apetecía tener más, así que ni corta ni perezosa, lo hizo: "Me puse 320 gramos. Sin embargo, al haberme operado el pecho por debajo del músculo, al entrenar se me veía muy raro, porque yo tengo un cuerpo muy atlético y el músculo muy desarrollado", explicaba en un vídeo de Instagram.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Aquel problema hizo que fuera a por una segunda intervención, que le trajo más problemas que alegrías: "La segunda vez, ya que me operaba, quería que me quedara bien ya que lo hacía, así que me lo puse esta vez por encima del músculo (que para mí es como más natural queda) pero ya 400 gramos. ¿Qué pasó? Que yo de espalda soy súper estrechita, entonces el pecho me hacía presión a los lados y se me juntaba mucho, haciendo un efecto parecido a la sinmastia sin serlo y el escote no me gustaba nada", ha contado, refiriéndose a un efecto por el que prácticamente desaparece el canalillo y parece que sólo tienes un pecho.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Así ha tocado, ahora sí, la tercera y (espera que) última vez: "Ahora, en vez de 400, llevo 380 gramos. Visualmente casi no se nota, y en la ropa la diferencia es milimétrica. La diferencia en esta operación es que el doctor me ha puesto una vara separadora con vendas para que el pecho me cicatrice ya con el pecho separado y no se me junten, como me pasó la vez anterior", ha terminado de contar. ¡Esperamos que salta todo bien esta vez!

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
View this post on Instagram

Fresh polas 🤍 #model #Polaroids #digitals

A post shared by MARTA LÓPEZ ÁLAMO (@martalopezalamo) on

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Actualidad