Nacho Vidal cuenta su propia experiencia con el veneno de sapo bufo: "De repente, ya había visto a Dios"

El actor, ahora detenido por estar presuntamente implicado en la muerte de un fotógrafo por envenenamiento, ha contado su experiencia con el ritual del veneno del sapo bufo. ¡Menudo colocón!

nacho vidal con gorro y sudadera frente a un lago
Nacho VidalInstagram

Cuando pensábamos que el 2020 no podía sorprendernos más, éste ha dado un giro de guión digno de 'Stranger Things', y es que este miércoles 3 de junio conocíamos la noticia de que el actor Nacho Vidal había sido detenido por estar, presuntamente, implicado en la muerte de un amigo suyo fotógrafo después de administrarle en un rito chamánico veneno de sapo bufo alvarius, un veneno que, inhalado en pequeñas cantidades, provoca alucinaciones pero que, en el caso del amigo de Nacho, le causó una muerte fulminante en cuestión de segundos.

Según las primeras noticias del caso, el amigo de Nacho Vidal -que falleció en julio de 2019 pero hasta ahora no se han esclarecido muchas de las evidencias y pruebas para la detención del actor-, sufría una drogodependencia de la que Nacho quiso librarle, ya que él mismo había probado (tras conocer varios casos) el método para deshacerse de sus propias adicciones.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

De hecho, en un vídeo del año 2016 que circula por las redes, el propio Nacho cuenta cómo fue su experiencia: "Yo vivía en un bucle de mierda. Me recibió mi amigo y me dijo 'mira, esto te va a salvar'. Y me llevó a una casa en Ibiza en la que había una serie de personas y había un chico -que ahora es uno de mis mejores amigos, porque es como si fuera mi padre-, me sacó una pipa de cristal, me la puso en la boca y fumé sin saber muy bien qué iba a pasar, sin saber qué esperar... y bueno... me dijeron que abriera los brazos, que mirara al sol... y fumé con todas las ganas que podía", recuerda.

This content is imported from YouTube. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Lo que estaba a punto de pasar no lo esperaba ni él: "Fue no acabar el humo y de repente... buff, desconectar. Desconectar de tal manera que no sé lo que me pasaba, no entendí dónde me fui, ni lo que pasó, ni el tiempo que estuve ni nada. No entendí nada. Me levanté mirando al suelo, callado. Mi primer viaje fue muy quieto me quedé en el suelo tumbado. Volví en mí sin moverme", explica.

El colocón hizo que quisiera tomar más, y su segundo 'viaje' (así lo llama) fue algo más "movidito": "Lo que me pasó fue de un heavy... voy a tomar otra, y bueno, esa segunda me hizo volver, revolverme, me hizo morir, hizo que mi alma se fuera de mi cuerpo completamente y mi cuerpo explotara. No tenía límite. Y mi cuerpo se convirtió en luz, y veía la luz... Con la luz formaba parte del suelo, del cielo de las plantas, de la naturaleza, del universo... Yo era el universo, yo era el todo", y añade: "De repente ya había visto a Dios, yo tenía el Santo Grial", recuerda.

This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
View this post on Instagram

LOS LUNES AL ☀

A post shared by Nacho Vidal (@nachovidalxxx) on

Sin embargo, Nacho, aunque no especifica si consiguió dejar sus adicciones gracias a aquello, sí reconoce por qué no tomó más de aquella sustancia: "La gente me miraba como a un loco".

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada