El feísimo detalle que tuvo Kiko Hernández con Belén Esteban por un regalo

Y se va a enfadar. ¡Vaya que si se va a enfadar cuando se entere...!

belén esteban y kiko hernández en una foto de archivo recogiendo un premio iris en 2019
Gtres

En esta vida hay que tener dos cosas claras: ni se le pueden echar margaritas a los cerdos, ni se puede tener un detalle con quien no lo merece. Esto esperamos que quien lo tenga bien claro sea Belén Esteban, porque después de enterarnos de lo que le hizo su amigo Kiko Hernández, un buen mosqueo se va a pillar. De hecho, fue el propio Kiko el que contó, en 'Sálvame' la historia del feo que le hizo hace unos años después de que ella le hiciera un carísimo regalo por su defensa en 'GH VIP 3' (edición que ganó Belén), y él, ni corto ni perezoso, ¡se plantó en la tienda para descambiarlo!

El regalo era, ni más ni menos, que un reloj valorado en 3.000 euros, y antes de contar la historia, Kiko puso pies en polvorosa: "Belén, tú quédate con que lo importante es lo que yo te defendí", le recordó, y desveló: "Llega un punto en mi vida en el que yo no quiero tener cosas de valor en casa por si me entran a robar. Entonces yo fui al centro comercial, busqué la marca y pedí que me lo cambiaran… pero me dijeron que no podían porque ya habían pasado los quince días del ticket", dijo, así que con "resignación", decidió quedárselo. ¡Qué drama tener que quedarse con un reloj de 3.000 eurazos, eh!

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Jorge Javier le quiso picar diciéndole que Belén se iba a "llevar un sofocón" cuando se enterase, pero entre risas, Kiko supo tirarle de la lengua: "¿Tú, Jorge Javier, no has ido nunca a cambiar un reloj que te habían regalado y que costaba 12.000 euros, o se lo has dado a un familiar, sin saber que costaba eso?", quiso saber, ante lo que el presentador no pudo negar: ". Pero escucha, es que no sabía que costaba eso".

La historia que contó Kiko, desde luego, era para patirse, aunque la persona que se lo regaló no le haría tanta gracia: "Hubo una persona que vino y me dijo ‘mira, Kiko, quiero tener un detalle contigo y con Jorge’, y me dio dos relojes. Yo, que no tengo ni idea de relojes, dije ‘qué bien, qué bonito’, y entonces yo me quedé con el azul y le di el marrón a Jorge. Y un día, estando en Nueva York, vi mi reloj en un escaparate, y cuando vi el precio… 13.000 y pico dólares. Al cambio, unos 12.000 euros. Y le llamo y le digo: ‘tú sabes cuánto cuesta el reloj que nos han regalado? 12.000 pavos’. Y va y me dice ‘se lo he regalado a mi sobrino’". ¡Menudo par de dos!

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada