Que Me Dices participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Que Me Dices recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Humberto Janeiro consigue en su muerte lo que no pudo en vida: Unir a su familia

El momento más duro de su vida llegó en 2003, cuando se separó de Carmen Bazán y se distanció de sus hijos.

  • El padre de Jesulín de Ubrique ha fallecido este domingo 9 de agosto en el hospital de Jerez tras no superar una serie de complicaciones a consecuencia de la diabetes que padecía desde hace años.

    Tras unos días ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Jerez, Humberto Janeiro ha fallecido a los 76 años de edad este domingo 9 de agosto sobre las 15:30 horas. Desde hacía unas semanas se encontraba hospitalizado y su ingreso había logrado algo insólito: Reunir a toda la familia. Sus hijos no se han separado de su lado pese al distanciamiento que tenían en vida desde 2003. Su divorcio con Carmen Bazán supuso que sus hijos se alejasen de él y desde entonces su relación ha sido muy complicada. Jesús, Humberto, Carmen y Víctor Janeiro apoyaron de forma incondicional a su madre y no entendieron algunas de las actitudes de su padre, convirtiéndose en una familia completamente desestructurada.

    Camila Naranjo, su pareja, se convirtió en su máximo y único apoyo. Mientras su familia continuó con su vida, con celebraciones familiares, con acontecimientos profesionales importantes, él no fue invitado a ninguno.

    "Yo creo que ellos han sentido siempre a su padre, pero los malos consejeros los han llevado a apartarse de mi sin saber el daño que me podrían hacer", confesaba el propio Humberto en 2005, tendiendo una mano a sus hijos entre lágrimas. Aunque aseguraba que no se sentía solo, "porque hablaba con ellos", en un reportaje periodístico de Sergi Ferré, sacaba a la luz que "los hijos se habían desentendido de su padre, que no iban a verle y que se sentía super olvidado".

    La soledad marcó los últimos años de vida de Humberto, sin embargo, su ingreso hospitalario ha reunido a la familia y sus hijos le han arropado en el hospital cada día hasta su último aliento. La familia se encuentra destrozada a pesar de las pocas esperanzas que tenían de que se recuperase de este último golpe y, tal y como ha contado Carmen Borrego.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada